“Lo que hemos recibido de Dios hay que compartirlo”

Cáritas Diocesana celebró la V Jornada Mundial de los Pobres con una eucaristía presidida por el Obispo en la Catedral

Monseñor Demetrio Fernández celebró la eucaristía de la quinta Jornada Mundial de los Pobres en la Santa Iglesia Catedral el pasado domingo, 14 de noviembre. En su homilía recordó que la Jornada Mundial de los Pobres fue instituida hace cinco años por el Papa Francisco y resaltó que la instituyó sin colecta para hacer “caer en la cuenta a todos los cristianos del mundo que el tema de los pobres no es solo cosa de dinero, es cuestión de amor”. Durante la quinta Jornada Mundial de los Pobres el prelado animó a caer en la cuenta “que el problema lo tenemos dentro del corazón y tenemos que pensar que lo que hemos recibido de Dios tenemos que agradecérselo y compartirlo con los demás”.

El Pastor de la Diócesis terminó su alocución insistiendo en que “la limosna cristiana es una obligación” por lo que ha que “rascarse el bolsillo”. Cáritas Diocesana “nos recuerda la obligación de salir al encuentro de los pobres” apuntó monseñor Demetrio Fernández, como indica el lema de este año “A los pobres los tenéis siempre con vosotros”.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES