“Las familias cristianas somos testimonio vivo allá donde nos encontramos”

El joven matrimonio formado por Josué Gracia y Marta Prados, pertenece a la parroquia Ntra. Sra. de la Esperanza, son padres del pequeño Ángel, de un año

 

¿Cuáles son los pilares de vuestra convivencia familiar?

El principal pilar de nuestra familia es Dios, ya que el matrimonio está compuesto por 3, los contrayentes y Él. A nosotros una frase que marca nuestro día a día y que marcó nuestro noviazgo fue “Dios proveerá”. Todas las dificultades que nos hemos encontrado a lo largo de nuestra vida, las hemos puesto en manos de Dios y Él ha intercedido por nosotros.

Además, el diálogo y la escucha, también dos pilares imprescindibles, el aprender y el saber hablar con el otro, la confianza para contar como nos encontramos en cada momento y así poder ayudarnos mutuamente.

¿Qué resulta más complicado en la educación de los hijos en este momento social?

A día de hoy y teniendo en cuenta que Ángel tiene un año, vemos como única dificultad el que aprenda a distinguir entre lo que está bien y mal, ya que con esas edades están continuamente midiendo, buscando tu aprobación o negación. Sin embargo, cuando miramos al futuro, pensamos que será complicado, viendo actualmente por dónde camina la sociedad, la influencia que esta pueda causar en él.

¿Qué instrumentos tiene la familia de hoy para manifestarse cristiana?

Las familias cristinas tenemos infinidad de instrumentos, el principal sería el ejemplo, ser testimonio vivo allá donde nos encontremos, es decir, no tener reparo en contar que celebramos los sacramentos de forma asidua, el compartir con nuestros familiares o amigos lo importante que es para nosotros y una formación constante.

La transmisión de la fe a los hijos es un reto para todos, ¿cómo lo hacéis vosotros?

Siendo Ángel muy pequeño, tenemos claro que con el ejemplo y la libertad conseguiremos la mejor transmisión de la fe para él. Por eso pensamos que el guiarle, mostrarle y ofrecerle lo que nos une y nos fortalece es la mejor forma para que sienta el deseo de encontrarse con Dios.

Además, el término iglesia doméstica es algo que nos gusta mucho y lo llevamos a la práctica diariamente, rezamos con él, intentamos que durante la eucaristía, aunque por las circunstancias esté siendo desde casa, participe, al menos, de los momentos importantes, es decir, “el arbolito, desde chiquitito”.

¿Cuál es vuestra parroquia?, habladnos de vuestra vida en comunidad.

Pertenecemos a la parroquia donde nos conocimos y pertenecíamos de novios, Nuestra Señora de la Esperanza, en la cual participamos y ayudamos de forma activa, aunque actualmente con Ángel nuestro tiempo esté más reducido. Sin embargo, nuestra vida en comunidad la desarrollamos con nuestro grupo, como nosotros le llamamos, Matrinovios. Es con ellos con los que seguimos una formación mensual, además de ser un grupo de vida, donde crecer y formarse a partes iguales, donde compartir y ayudar, donde escuchar y mejorar, en definitiva, un grupo creado por Dios y para Dios.

¿Cómo imagináis la Iglesia del futuro?

Nos imaginamos una iglesia adaptada a las necesidades de su pueblo, algo parecida a la actual donde por las circunstancias que estamos viviendo, la iglesia se ha tenido que reinventar para poder seguir entrando en nuestros hogares y poder seguir acompañándonos. Una iglesia que sale al encuentro de su rebaño, que no se acomoda a la situación y permanece a la espera y expectante. Además, pensamos que el Sínodo de los jóvenes realizado en el Vaticano y el que se realiza actualmente en la diócesis, son vitales para llegar a todos los jóvenes, pilar indispensable de la iglesia del futuro.

 

Fecha y lugar del matrimonio: 6 de Mayo del 2017- Parroquia de Santo Domingo de Silos (la Compañía)

Número de hijos y edades: Ángel 1 año.

Un momento de vuestra historia familiar: El día en que nació Ángel, momento que marcó un antes y un después en la familia, un regalo de Dios.

Una actividad que comparte la familia en su tiempo libre: Dar paseos juntos, viajar y visitar nuevas zonas como pueblos, ciudades…

Qué cosas no dejáis de hacer juntos cada día: Cenar juntos, tras todo el día fuera de casa por motivos laborales, necesitamos de ese ratito para compartir nuestro día.

Qué lugar ocupan los abuelos en casa: Un lugar muy importante en nuestra familia, son fundamentales y un ejemplo a seguir, de cada uno de ellos, tenemos mucho de lo que aprender.

¿Rezáis por algún sacerdote?: Por suerte tenemos muchos sacerdotes en nuestra vida y rezamos por todos ellos, pero sin duda, al sacerdote que más presente tenemos es a Rafael Prados que es hermano, cuñado y tito, que desde Perú nos da el mayor ejemplo de servicio y amor.