La visita del Obispo a Santa Catalina llega a su fin

El miércoles, 13 de diciembre, Mons. Demetrio Fernández ha llevado a cabo una intensa jornada en la localidad de Pozoblanco

Tras varias semanas de andadura, el Obispo ha culminado la Visita pastoral a la parroquia de Santa Catalina de Pozoblanco. En la mañana del miércoles, 13 de diciembre, ha visitado la residencia de ancianos “Nuestro Padre Jesús Nazareno” de las Hermanas Hospitalarias y el Colegio “La Inmaculada” de la Congregación de las Madres Concepcionistas. Una intensa jornada donde don Demetrio ha experimentado el dolor de los enfermos y ancianos, así como la alegría y la esperanza de futuro de los niños y adolescentes.

Además, visitó la capilla de Jesús Nazareno, donde se venera una de las imágenes más queridas de Pozoblanco y rezó junto con todos los presentes una estación a Jesús Sacramentado, expuesto todas las mañanas de los miércoles. A continuación pasó al salón de la residencia, donde dirigió unas palabras a las hermanas hospitalarias, al personal del centro y a los ancianos del hospital. Incluso, ante la cercana Navidad, cantó con los ancianos varios villancicos, los saludó personalmente a todos y recibió varios regalos.

Colegio y parroquia

Tras los ancianos, el prelado visitó el colegio “La Inmaculada”, donde en un primer momento se reunió en la capilla con todos los alumnos de Secundaria, a los que animó a seguir formándose humana y cristianamente, planteándoles de manera especial la vocación sacerdotal y religiosa. Seguidamente, estuvo con miembros del AMPA y del movimiento Concepcionista, hasta que finalmente se reunió en el patio del colegio con todos los alumnos de Primaria que, al igual que los más mayores, le ofrecieron unos cantos.

Asimismo, don Demetrio Fernández pudo estar también con los alumnos del centro Ricardo Delgado Vizcaíno de la localidad.

“Una jornada muy intensa y emotiva, en la cual el Obispo también firmó todos los libros sacramentales de la parroquia de Santa Catalina y dialogó con los sacerdotes de la misma ante el reto de las obras del nuevo Centro Parroquial”, comenta el párroco José María González.