La Virgen de Araceli vuelve a su Santuario de Aras

La patrona de Lucena ha estado en la parroquia de San Mateo desde el pasado 30 de mayo

María Santísima de Araceli, patrona de Lucena y del campo andaluz, fue trasladada la madrugada del lunes 20 de julio desde la parroquia de San Mateo hasta su Santuario. Como se hiciera el pasado 30 de mayo, el traslado de la Virgen ha sido de madrugada y del mismo se han encargado los miembros de la Junta de Gobierno de la Real Archicofradía de Araceli y su vocalía de juventud, acompañados de David Aguilera, rector del Santuario.

Durante todo el fin de semana se ha celebrado un acto de veneración y acción de gracias, en el que por turnos se han dividido para que la Virgen no estuviera sola en ningún momento. A partir del domingo, 26 de julio, las misas se retoman en el Santuario con aforo limitado, y se volverá a abrir el camarín para que, cumpliendo con todas las medidas de seguridad, pueda ser visitado.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES