La Virgen de Araceli instalada en la parroquia de San Mateo

La patrona de Lucena fue traslada de madrugada y estará en la parroquia por tiempo indeterminado

María Santísima de Araceli, patrona de Lucena y del campo andaluz, fue trasladada la madrugada del sábado 30 de mayo desde su Santuario hasta la parroquia de San Mateo. Se desconoce hasta cuándo estará presidiendo el altar mayor de dicha parroquia, donde recibirá a partir de ahora a los fieles lucentinos después del coronavirus. La pandemia provocada por el Covid-19 ha provocado que Lucena no pueda celebrar sus fiestas en honor de su patrona.

El traslado de la Virgen fue de madrugada, cumpliendo las medidas de seguridad e higiene necesarias, los miembros de la Junta de Gobierno de la Real Archicofradía de Araceli y su vocalía de juventud, acompañaron a su titular. David Aguilera, vicario episcopal de la Campiña, presidió el traslado, durante el cual se rezó el Santo Rosario.

A partir de ahora el horario de la parroquia de San Mateo será de lunes a viernes, de 7:30 a 13:30 y de 19:00 a 21:00 horas; los sábado y domingo de 8:30 a 13:30 y de 19:00 a 21:00 horas.