La vida de la “Margarita escondida” camino de Roma

El pasado 7 de junio, se celebró la clausura de la investigación canónica sobre la fama de santidad y la continuación de la fama de santidad de Madre Teresa de Jesús Romero Balmaseda, Concepcionista Franciscana.

hinojosaEste acto, que tuvo lugar en el Convento de La Concepción de Hinojosa del Duque, ha venido a culminar las celebraciones que sus hermanas concepcionistas han desarrollado en el primer centenario de su muerte (mayo de 1910) y que ahora espera impulsar definitivamente su causa de beatificación y canonización.
El acto estuvo presidido por el Sr. Obispo, con el concurso de los miembros de la Comisión delegada que ha instruido dicha investigación: el Delegado episcopal, Antonio Jesús Morales Fernández; el Promotor de justicia, Juan Arias Gómez; y la notario, Mercedes Ortiz Navas. También, asistió el Arzobispo de Sevilla, D. Juan José Asenjo, quien en su momento y como Obispo diocesano admitió la reactivación de esta causa.
Antes de comenzar la sesión de clausura, el Vicepostulador de la causa y Vicario general de pastoral, Joaquín Alberto Nieva García, trazó unas breves líneas históricas sobre las circunstancias que determinaron la paralización de la causa de Madre Teresa. Las “Animadversiones”, presentadas en el año 1953 sobre la auténtica fama de santidad y la difusión de la misma, hicieron que esta causa no avanzase. Los trabajos del anterior Vicepostulador diocesano, Gaspar Bustos Álvarez, y la convicción de las Franciscanas Concepcionistas hicieron que el Postulador general de la Orden franciscana retomase los trabajos en la Diócesis, y con la llegada de D. Juan José Asenjo a la misma se nombrase un nuevo Vicepostulador que desde el año 2006 ha aportado nuevas pruebas y testimonios.
La primera parte del acto, eminentemente jurídica, consistió en la presentación de las actas originales de la investigación (a conservar en la Curia de Córdoba) y las dos copias auténticas que serán remitidas a la Congregación de las Causas de los santos en Roma. El cursor de estos documentos, Miguel Varona Villar, Director del Secretariado diocesano para las causas de los santos, prestó el debido juramento de cumplir con el encargo recibido. Finalmente, los documentos fueron firmados y sellados, para luego ser lacrados con el sello episcopal, una vez que se dio fe a la veracidad de las actas notariales emitidas por la Comisión delegada.
La Abadesa del Monasterio de La Concepción inició la segunda parte del acto de clausura, agradeciendo a todos los miembros de la Comisión delegada su labor, y muy especialmente saludó a D. Demetrio Fernández y a D. Juan José Asenjo por el vivo interés mostrado por el buen fin de esta causa. Valoró la figura de Madre Teresa como testimonio vivo y actual de la vida religiosa contemplativa, su amor por la Reglas y, por encima de todo, a la Iglesia.
Las palabras conclusivas de Mons. Demetrio Fernández trazaron en líneas maestras el significado la santidad para la Iglesia y para la Diócesis, recordando que es el fin último de toda la pastoral y la actividad de la Iglesia. Recordó que es difícil ser santo, tanto por la complejidad de un proceso de canonización, como por el arduo camino que hay que recorrer. Pero aseguró que tanto las Concepcionistas franciscanas como el pueblo de Hinojosa del Duque, y por supuesto la Diócesis de Córdoba, deben sentires orgullosos por la vida y la fama de santidad de la “Margarita Escondida”, esperando verla un día no muy lejano entre los santos, los hijos más preclaros de la Iglesia.