La pintura mural de San Juan de Ávila ya está plasmada en Roma

El domingo 26, tuvo lugar en el hall de la Casa San Juan de Ávila la bendición de la pintura mural de San Juan de Ávila realizada por la pintora cordobesa Inmaculada Ramírez

La iniciativa se ha podido realizar gracias al Obispo de Córdoba y a la generosa colaboración del Cabildo Catedral de Córdoba, representado en el acto por el sacerdote canónigo Manuel María Hinojosa.

El acto comenzó con una explicación de la simbología del mural realizada por la propia pintora. Seguidamente el Rector hizo la bendición y dirigió unas palabras de agradecimiento a la autora, a la diócesis cordobesa y al Cabildo de Córdoba. Estuvieron presentes en el acto, además de un nutrido grupo de colegiales, el esposo y la hermana de la pintora que le han ayudado en la ejecución de la obra, y el personal encargado de la gestión directa de la Casa.

La pintura recoge los momentos y lugares más significativos de la vida del Santo y Doctor de la Iglesia. San Juan de Ávila, abrazado a la parra que aún se conserva en el patio de su casa de Montilla (Córdoba) y con el crucifijo en sus manos, simbolizando la íntima unión con Cristo en la cruz  para que “Sepan todos que Dios es amor”.