La parroquia del Beato Álvaro de Córdoba peregrina a Montilla

Fue un día de intensa vivencia espiritual y de convivencia fraterna que ha hecho crecer los vínculos de unidad y de fe de la comunidad parroquial.

beatoEl pasado 6 de marzo un grupo de feligreses de la parroquia del Beato Álvaro de Córdoba peregrinó a Montilla para celebrar el jubileo de San Francisco Solano. Visitaron la casa de San Juan de Ávila, donde se rezó y se pudo percibir la gran importancia del Maestro en la Iglesia. Se visitó, también, el Convento de las Clarisas y la Iglesia de la Encarnación, donde se encuentra el sepulcro de San Juan de Ávila. Después de comer todos juntos, siendo este un momento de convivencia y de verdadera vida de comunidad, se celebró la Eucaristía en la parroquia de San Francisco Solano, presidida por el párroco del Beato Álvaro, Tomás Pajuelo y concelebrado por el vicario parroquial, Emiliano Nguema. Posteriormente Jesús Joaquín Corredor, párroco de San Francisco Solano les explicó la exposición y el museo de las reliquias del Santo que se encuentra en la parroquia.
Fue un día de intensa vivencia espiritual y de convivencia fraterna que ha hecho crecer los vínculos de unidad y de fe de la comunidad parroquial.