“La parroquia debe ser lugar de encuentro de carismas”

Francisco Javier Moreno Pozo es actualmente el párroco de San Antonio de Padua y consiliario de la hermandad de la Merced de Córdoba, que se encuentra en pleno jubileo con motivo del 800 aniversario de la Orden Mercedaria.

P: ¿Qué te llevó al sacerdocio?

Francisco J. Moreno: Enamorarme de Jesucristo a través de mi párroco y de mi hermandad del Cristo del Amor en la parroquia de Jesús Divino Obrero de Córdoba.

P: Y, ¿cómo conociste a Jesucristo? 

Francisco J. Moreno: Mi vida tenía poco sentido y en un Cursillo de Cristiandad sentí la llamada del Señor que me decía que me amaba y que le siguiera siempre. Tenía 24 años.

P: ¿Cómo describirías tu vida sacerdotal?

Francisco J. Moreno: Apasionante, en medio de mis debilidades y dificultades el Señor lo cambia todo poniendo personas (muchos sacerdotes) que me enseñan y ayudan a no meter mucho la pata.

P: ¿Cuáles han sido los retos más simbólicos que has enfrentado como sacerdote? 

Francisco J. Moreno: Que  la parroquia sea lugar de encuentro y unión de todos los carismas de la Iglesia. Los sacerdotes somos ordenados para ser puente de unión.

P: ¿Qué experiencias como sacerdote te han dejado más impactado?

Francisco J. Moreno: Atender a los enfermos, sobre todo la administración de la Unción de Enfermos. He visto grandes conversiones al Señor.

P: ¿Cuál consideras que es la tarea más difícil para un sacerdote?

Francisco J. Moreno: Para mí la predicación a los ateos y alejados. No sé hacerlo.

P: ¿Y la más fácil?

Francisco J. Moreno: Compartir la fe y la oración con los creyentes.

P: Precisamente ahora te encuentras al frente de la parroquia de San Antonio de Padua, donde además se está viviendo intensamente el jubileo mercedario. ¿Cómo está siendo todo esto? 

Francisco J. Moreno: Es un año de gracia donde la Virgen nos enseña a consolar a los que se sienten atados por las nuevas esclavitudes de la vida. Hace muy poco, hemos tenido una eucaristía en el centro penitenciario con nuestro Obispo y ha sido un momento muy grande para la Hermandad de la Merced.

P: Además, en tu parroquia están presente varias comunidades neocatecumenales, ¿cómo ves el papel del párroco a la hora de lograr la comunión en la parroquia? 

Francisco J. Moreno: Valorando lo bueno que tiene cada carisma en la Iglesia que es mucho. Eso solo se consigue con mucha oración, es un don del Señor, no mérito del cura.

 

De manera breve, responde a las siguientes preguntas sobre tu perfil personal

Nombre completo: Francisco Javier Moreno Pozo.

Edad: 59 años.

Lugar de nacimiento: Córdoba.

Un recuerdo de tu niñez: Mi Primera Comunión.

Define tus años en el seminario: Muy duros pero bonitos.

Tu comida favorita: El pescado.

Tus aficiones: Ver los partidos del  Real Madrid sobre todo cuando gana.

Gustos: Pasear.

Tu mejor amigo: El Padre Jerónimo y Pedro Crespo Hidalgo.

Tu cura: Antonio Prieto Hurtado, fallecido hace poco.

Un deseo: Morir siendo sacerdote.

Rezas por…: los cristianos perseguidos.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES