La parroquia de Santa Teresa organiza un torneo de pádel solidario

Se celebrará del 30 de noviembre al 3 de diciembre en el Real Aeroclub de Córdoba

La parroquia de Santa Teresa de Ávila del barrio de Ciudad Jardín ha organizado un torneo de pádel a beneficio de Cáritas Parroquial, en el que van a colaborar más de 63 empresas y numerosos voluntarios de la feligresía.

El torneo se llevará a cabo del 30 de noviembre al 3 de diciembre, en el Real Aeroclub de Córdoba y las inscripciones deberán hacerse hasta el 27 de noviembre. Los participantes podrán apuntarse en una o en dos categorías, aportando una donación de 15 o 25 euros respectivamente, o en su lugar, entregando la misma cantidad en kilos de alimentos. Junto al torneo se llevarán a cabo rifas donde se sortearán: un crucero, un fin de semana rural, joyería, ropa deportiva, libros o artículos de decoración, entre otros, fruto de la generosidad de las empresas colaboradoras. También éstas han contribuido donando aceite, dinero y otros alimentos.

Además de ayudar a Cáritas, el párroco, Antonio Javier Reyes, destacaba que el objetivo es sobre todo, el beneficio humano y espiritual que se produce en la parroquia cuando todos los feligreses se implican. Por ejemplo, citaba al grupo de mujeres que se encargarán de hacer comida para la barra benéfica y que atraen a todos los conocidos de su entorno –hijos, nietos, vecinos- y los implican también en la oración y en la celebración de la eucaristía dominical. “La mejor caridad empieza por todas estas personas que se están movilizando para colaborar. El objetivo es hacer parroquia”, afirma el párroco.

Un camino de Santiago que ha dado muchos frutos

Cerca de 79 personas, entre jóvenes y mayores, realizaron el Camino de Santiago el pasado verano, y de ahí nació el deseo de organizar un evento a nivel parroquial para ayudar a Cáritas. Uno de los feligreses que pertenece al grupo de familias de Santa Teresa y que participó en esta peregrinación a Santiago de Compostela, Fernando Rivera, comentaba cómo la experiencia había sido muy bonita y los jóvenes tenían muchas ganas de hacer cosas por la parroquia: “Ellos son los que han movido todo a pesar de las dificultades, los mayores sólo hemos ido abriendo camino”.