La octava del Corpus congrega a cientos de fieles en la Catedral

Con motivo de la celebración del Congreso Eucarístico Internacional de Dublín, ayer la Diócesis de Córdoba vivió una intensa Jornada Eucarística.

Cientos de fieles acudieron ayer, al templo mayor de la Diócesis para celebrar la Jornada Eucarística que coincide con el Congreso Eucarístico Internacional que finaliza hoy, en Dublín. Una fecha significativa ya que en la octava del Corpus, los feligreses cordobeses han podido despedir el curso pastoral ante la presencia de Jesús Sacramentado.

El acto ha comenzado con la solemne Eucaristía, presidida por el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, y concelebrada por el clero diocesano. Asimismo, ha contado con la participación coral de los seminaristas mayores.

En su homilía el prelado ha explicado que esta Jornada Eucarística Diocesana es como la octava, o la réplica de la fiesta del Corpus Christi, celebrada la pasada semana “que nos congrega a todos en la Catedral para honrar a Cristo Sacramentado y darle gracias por su presencia”. A continuación, ha explicado que esta Jornada Eucarística Diocesana se estaba celebrando en sintonía con la Iglesia Universal ya que hoy tendría lugar la Statio Orbis en Dublín. “Es como si la Iglesia entera se detuviera en ese lugar para celebrar la Eucaristía, convocando las miradas y los corazones del orbe entero”, ha afirmado. Seguidamente ha exhortado a la asamblea a “la comunión con Cristo y con el hermano”, citando el lema de este 50 Congreso Eucarística Internacional.

También ha adelantado diversos acontecimientos que tendrán lugar durante el próximo curso y que comenzarán con la celebración en la Catedral de la clausura del proceso de canonización de los mártires cordobeses del siglo XX el próximo 15 de septiembre, continuará con la proclamación de San Juan de Ávila como doctor de la Iglesia Universal el día 7 de octubre, con el consiguiente el Año Jubilar, así como la celebración del Año de la Fe, proclamado por el Santo Padre, y que se iniciará en la Diócesis cordobesa el día 24 de octubre, festividad de San Rafael.

Al finalizar la Santa Misa, la Custodia de Arfe ha salido en procesión por las inmediaciones de la Catedral acompañada por los distintos grupos apostólicos de la Diócesis, las Hermandades y Cofradías de la ciudad, los sacerdotes y seminaristas, y finalmente, el Sr. Obispo. Una vez que el cortejo ha hecho su entrada por la Puerta de Las Palmas, D. Demetrio Fernández ha administrado la bendición con el Santísimo en el interior del templo.