“La no violencia: un estilo de política para la paz”

El pasado 12 de diciembre, el Papa Francisco hizo público el mensaje para la Jornada Mundial por la Paz que se celebra siempre el primer día del año. En esta ocasión quiere hacer un llamamiento a toda la sociedad para practicar la “no violencia”

En el mensaje para la Jornada Mundial por la Paz, el Papa Francisco pide hacer de “la no violencia: un estilo de política para la paz” y reclama que esta “no violencia” guíe tanto las relaciones como las acciones personales y políticas. El mensaje está firmado el 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción y lo hace ya como tradición, para que la Virgen María “reina de la Paz” interceda por los “los hombres y mujeres de buena voluntad”.

Al comienzo del mensaje el sucesor de Pedro se dirige a los Jefes de Estado y de Gobierno, así como a los responsables de las comunidades religiosas y de los diversos sectores de la sociedad civil, para desearles la paz y que ellos la respeten especialmente, en situaciones de conflicto.

Ante un mundo fragmentado por la violencia, el papa subraya que “responder con violencia a la violencia lleva, en el mejor de los casos, a la emigración forzada y a un enorme sufrimiento”.

Por el contrario, la Buena Noticia del nacimiento de Jesús nos enseña que el “verdadero campo de batalla es el corazón humano” (…) “El mensaje de Cristo, ante esta realidad, ofrece una respuesta radicalmente positiva: él predicó incansablemente el amor incondicional de Dios que acoge y perdona, y enseñó a sus discípulos a amar a los enemigos”.

Este mensaje del amor hacia el enemigo es ejemplificado por el Papa con la labor de Santa Teresa de Calcuta que recibió el Premio Nobel de la Paz en 1979. Asimismo, invita a buscar la raíz de los conflictos en el seno de la familia, pues “la familia es el espacio indispensable en el que los cónyuges, padres e hijos, hermanos y hermanas aprenden a comunicarse y a cuidarse unos a otros de modo desinteresado, y donde los desacuerdos o incluso los conflictos, deben ser superados no con la fuerza, sino con el diálogo, el respeto, la búsqueda del bien del otro, la misericordia y el perdón”, como se recoge en la Exhortación apostólica Amoris laetitia. Finalmente, invita a llevar el mensaje de las bienaventuranzas como base para la construcción de la sociedad.

A continuación pueden leer el mensaje completo

Mensaje para la Jornada Mundial por la Paz