“La música no es una profesión es una misión”

Más de diez años en los escenarios avalan la trayectoria musical de Jesús Cabello, cantautor nacido en Puente Genil, Córdoba, que cuenta en su haber con cuatro trabajos discográficos. Durante el mes de Agosto está previsto que haga un Tour por Nueva York en el que, no sólo dará conciertos, también participará en charlas con jóvenes y matrimonios y visitará a personas en riesgo. Para Jesús lo más importante es llegar a su público, tocar los corazones que Dios quiera y que éstos puedan encontrarse con Él a través de la música.

P: ¿Cómo ha surgido la idea de hacer este Tour en Nueva York?

Jesús Cabello: Hace varios años que estaban proponiéndome un viaje a Nueva York algunos amigos latinos de allí. Siempre lo he pospuesto por motivos personales, pero este año parecía que todo se cuadraba para que fuera posible.

P: ¿Cómo te preparas para ello?

Jesús Cabello: Lo planteo como siempre lo hago, sea en España o fuera, con el corazón confiado. Jesús siempre me ha citado en distintos sitios; y siempre que me he arriesgado, he descubierto la Gracia de su Providencia en cada detalle. Mi familia también lo siente así. Esto es suyo, y mientras Él quiera seguiremos adelante.

P: ¿Qué podrá ver el público americano?

Jesús Cabello: Podrá ver la espiritualidad de un católico español y europeo, hijo de Dios y de la historia que nos ha tocado vivir, que busca respuestas a sus preguntas y comparte su fe con hermanos de distintos países. Podrá ver una historia de sanación, conversión y vocación. Y además de todo eso, música.

P: ¿Qué esperas de este Tour?

Jesús Cabello: Como he dicho antes, sé que el Señor me quiere allí por algún motivo. Espero cumplir su voluntad y ser instrumento para tocar los corazones que Él quiera. Mi mujer y yo hemos sido testigos de muchas personas que se han sentido tocadas por Dios a través de alguna canción, algún concierto o alguna palabra de esperanza. Por eso lo hacemos, porque Dios sigue empujando.

P: ¿Qué público esperas que te reciba en Nueva York?

Jesús Cabello: El público latino es espiritualmente muy pasional. Viven con mucha intensidad cada concierto, cada oración. Llevan el sentimiento religioso a flor de piel. A mí me impresionó mucho el verano pasado en Chicago y Texas ver a miles de personas con los ojos cerrados y las manos alzadas pidiendo a Dios con mucha fe su Gracia y su paz. Los europeos somos más racionalistas y eso, aunque forja una fe con raíces fuertes, nos ha quitado espontaneidad. Ambas culturas debemos crecer juntas y compartir nuestras diferencias.

P: Gracias a experiencias americanas anteriores, ¿Qué diferencias encuentras entre el público americano y el español?

Jesús Cabello: En España el público agradece escuchar testimonios de fe, historias que den luz a los interrogantes de todos los días. En América el público prefiere tener encuentros intensos de oración y de alabanza. Es curioso comprobar cómo, aunque compartamos la misma lengua y la misma fe, la cultura es muy diferente. Sin embargo, puedo asegurar que a nivel personal me ha enriquecido muchísimo el mundo latinoamericano, porque nos recuerda la fe que nosotros llevamos allí hace seis siglos y que, por desgracia, estamos olvidando.

P: Además de los conciertos ¿Llevas más actividades agendadas?

Jesús Cabello: Sí, siempre. No solo se dan conciertos en EEUU. En Chicago y Houston tuve charlas a jóvenes y matrimonios, además de visitas a gente en situaciones de riesgo. Es una misión en un país desarrollado, aunque parezca contradictorio.

P: ¿Tienes más actuaciones previstas para este verano?

Jesús Cabello: En julio actuaré en Silos (Burgos) y a finales de agosto en Adra (Almería). Esto no se acaba. Tengo conciertos agendados a dos años vista. Esto indica la sed que tiene de Dios el mundo, que se manifiesta particularmente en mí a través de la música.

P: ¿En qué momento profesional te encuentras?

Jesús Cabello: Yo siempre digo que soy profesor de Lengua castellana y Literatura. La música no es una profesión, es una misión. Si me preguntan cómo estoy a nivel musical, podría decir que sigo aprendiendo y sumando. No me preocupa si mañana se acabase todo: tengo otros proyectos pendientes. Pero sobre todo, soy esposo y padre. Si eso va bien, el resto también.

P: ¿Qué proyectos tienes a medio-corto plazo?

Jesús Cabello: Seguimos grabando canciones para futuros discos, y próximamente presentaremos otro videoclip. Pero cada concierto es un proyecto en el que nos volvamos, sea grande o pequeño. Me siento afortunado, bendecido; y tengo que seguir multiplicando los talentos que Dios me ha dado.