La monarquía belga de luna de miel en Hornachuelos

Los reyes Balduino y Fabiola demostraron su admiración por la provincia pasando su noche de bodas en la finca San Calixto, en pleno parque natural

Los reyes Balduino y Fabiola abrieron un vínculo con Córdoba cuando decidieron comenzar su luna de miel en Hornachuelos. Los recién casados pasaron su noche de bodas en la finca San Calixto, propiedad de los marqueses de Salinas y ubicada en pleno parque natural. La ceremonia se celebró el 15 de diciembre de 1960 en la catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas y ese mismo día partieron hacia España.

Los monarcas llegaron al aeropuerto de San Pablo, en Sevilla, procedentes de la capital de Bélgica para permanecer una semana en Hornachuelos. De esa visita ha quedado constancia en una inscripción que está en la misma finca y ahora, también en un documento informativo que se ha editado desde el Obispado de Córdoba a petición del Obispo, monseñor Demetrio Fernández. El documento está disponible en el monasterio cordobés, a disposición de aquellos visitantes que deseen conocer la historia de estos dos reyes en el antiguo monasterio del Tardón, fundado en el siglo XVI por el hermano Mateo de la Fuente, discípulo de San Juan de Ávila. Un lugar en el que se respira tranquilidad, sosiego y espiritualidad en una incomparable localización.