“La Gracia nos hace ver todo con los ojos de Dios”

Durante la celebración de la vigilia de Pentecostés en la Catedral el Obispo anunció la apertura del Sínodo diocesano de Jóvenes en la diócesis de Córdoba

La tarde del pasado sábado se celebró la vigilia de Pentecostés en la Catedral de Córdoba, presidida por Mons. Demetrio Fernández. Con esta festividad la Iglesia conmemora la Jornada del Apostolado Seglar y de la Acción Católica (ACG). El lema que propone la Jornada de este año es "Somos misión", con el que los Obispos quieren impulsar el compromiso misionero del laicado en este año de preparación del gran Congreso de Laicos "Pueblo de Dios en salida" que se celebrará en Madrid del 14 al 16 de febrero del 2020 para toda la Iglesia de España.

La Delegación diocesana de Apostolado Seglar y la Acción Católica General prepararon la solemne celebración a la que estaban convocados todos los seglares de la Diócesis, ya sean de los distintos movimientos, parroquias, asociaciones o grupos laicales, para esperar todos juntos en clima de comunión eclesial, la venida del Espíritu Santo.

Durante la homilía el Obispo interpeló a los fieles con la pregunta "¿quién es el Espíritu Santo?", indicando a continuación que muchas veces tenemos una idea de él a través de ciertas representaciones, cuando en realidad es "una persona con la que podemos tratar de tú a tú", es más, prosiguió Mons. Demetrio Fernández, "es la persona divina que interioriza en nosotros todo lo que Jesucristo ha dicho". En numerosas ocasiones a los largo de la homilía repitió el Obispo la expresión "¡Ven Espíritu Santo!", indicando que es la oración de la Iglesia en este día en todas las latitudes. Poder tener la gracia "para ver todo con los ojos de Dios", para "esperar que la Palabra de Dios se cumpla". En este día del Apostolado Seglar, indicó Mons. Demetrio Fernández, "todos somos enviados por Jesucristo al mundo de hoy para transformarlo desde dentro, como la levadura que fermenta la masa". Finalmente el Obispo anunció la celebración en Córdoba de un Sínodo diocesano de Jóvenes, que se llevará a cabo durante los próximos tres años.