La Fundación Santos Mártires inaugura el curso

La Fundación Diocesana de Enseñanza Santos Mártires de Córdoba celebró los días 13 y 14 de octubre, el acto de apertura de curso contando con la presencia del obispo, don Demetrio Fernández.

La Catedral acogió ambos días el programa previsto por la Fundación diocesana de Enseñanza “Santos Mártires de Córdoba” para dar comienzo al curso escolar 2015-2016. El primer día, en el acto de apertura de curso, el Obispo y presidente de dicha Fundación fue el encargado de dar la bienvenida a los presentes, mientras que la directora de la misma, María Carbonell Peralbo, fue la encargada de exponer los principales desafíos propuestos para este año así como las novedades formativas que ofertarán. Y es que según comentó, el curso arranca con dos grandes retos. Por un lado, la incorporación de cinco centros educativos: las Reales Escuelas Pías de La Inmaculada, San Acisclo y Santa Victoria, así como los centros de educación infantil Jesús Salvador, Divino Maestro de Carcabuey y Santa Victoria I. Además, la institución llevará a cabo en el presente curso un nuevo proyecto de educación infantil, denominado “La magia de aprender”, en varios de sus centros.

En otro orden de cosas, expuso los nuevos ciclos formativos de Educación Infantil que complementan la oferta privada de ciclos formativos de la Fundación.

Tras la intervención de la directora, se llevó a cabo la lección inaugural a cargo de la directora de la Fundación Desarrollo y Persona, Nieves González Rico, quien ofreció la ponencia titulada: Educar con misericordia: ser padres y maestros .

Finalmente, este acto llevado a cabo el martes 13, acogió el acto de homenaje y agradecimiento a tres docentes que se jubilan este año: Pilar Romero Torrico, Rosa Ruiz Runes y María Dolores Marín Luna.

Misa con el Obispo

Al día siguiente, todos los alumnos y profesores de los centros que engloba dicha institución se dieron cita en la Catedral para celebrar la misa con el Obispo. Una celebración que llevó de niños y jóvenes las naves del templo principal de la Diócesis y con la que, oficialmente, quedaba inaugurado el presente curso escolar.