La Fundación Prolibertas hace balance del año 2017

1.517 personas acudieron al comedor social y 261 al Centro de día el pasado año

 

El comedor social de trinitarios atendió durante el año 2017 a once personas menos que en 2016. Frente a este descenso en el número de usuarios, ha aumentado el número de personas atendidas desde el programa y ropero de familias. En total, 1.517 personas recibieron la ayuda que la fundación Prolibertas ofrece a los más necesitados. De ellas, 819 fueron atendidas desde el Programa de Cobertura de necesidades y atención social a personas sin hogar, mientras que 698 personas pertenecían familias en riesgo de exclusión.

El 78% de las personas que asistieron fueron hombres y, un 66% de ellos, cordobeses por lo que el perfil del usuario que acude al comedor es varón, cordobés, entre 40 y 60 años de edad, sin estudios ni hogar o residiendo en infraviviendas y, en ocasiones, consumidor de sustancias tóxicas.

El 42% son extranjeros, procedentes principalmente de Rumanía y Marruecos.

Asimismo, ha aumentado el número de personas que acuden con una patología mental, las que llegan tuteladas y las mayores de 65 años. También ha habido un descenso de personas extranjeras.

El servicio que más se ha prestado es el de cena repartidos con un total de 16.335. Le sigue el comedor con 15.287 servicios; el servicio de desayuno con 3.387; el servicio de ropero: 3.735 y el servicio de ducha: 2.854.
Por otro lado, el Centro de día del comedor social atendió a 261 personas. También se realizaron 1.440 servicios de merienda, más de 20 talleres, salidas culturales y a la piscina de Municipal de la Fuensanta.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES