“La fe de Montalbán tiene un rostro, Nuestro Padre Jesús del Calvario”

En la Ermita del Calvario tuvo lugar la inauguración del Mes Jubilar con una eucaristía presidida por Francisco Jesús Orozco, Vicario General

La apertura de la puerta de la Ermita del Calvario de Montalbán de Córdoba daba comienzo al Mes Jubilar concedido con motivo de la salida procesional de Nuestro Padre Jesús del Calvario, que tendrá lugar el próximo 25 de agosto. Antonio Palma, Párroco de la Parroquia Santa María de Gracia y Consiliario de la Hermandad, la Junta Directiva de la misma, autoridades de las distintas hermandades invitadas y feligreses de la localidad y de los pueblos vecinos, se congregaban en la ermita. Se trata de la primera vez que la Hermandad recibe un Mes Jubilar, por lo que quisieron dejar constancia de ello con una placa conmemorativa en la entrada de la Ermita, de su descubrimiento se hizo cargo Francisco Jesús Orozco junto a Antonio Palma y Francisco Sillero, Hermano Mayor de la Hermandad.

En su homilía, el Vicario General señaló “comienza un mes de acción de gracias por todo lo bueno que Nuestro Padre Jesús del Calvario ha hecho a lo largo de los siglos por este pueblo”. La imagen es muy venerada por los vecinos de Montalbán y de las localidades aledañas. Cada año miles de peregrinos visitan la ermita con rogativas y acción de gracias, Francisco Orozco confesaba que la intención de este mes debe ser “ayudarnos a ser más amigos de Cristo”. “Nuestro Padre Jesús del Calvario es la historia de Montalbán, es el Padre de su pueblo” y concluía su homilía afirmando “qué suerte tiene Montalbán de tener tan gran padre”.

Durante la eucaristía tuvo lugar también la imposición de las medallas a aquellos hermanos que lo desearan. Tras finalizar el Vicario General no quiso irse sin subir al camarín de Nuestro padre Jesús del Calvario. Acompañado por el consiliario de la Hermandad y por todos los miembros de la Junta Directiva se postró a los pies de Jesús.