La ermita de San Zoilo acoge la fiesta de su titular

La capilla fue bendecida por el Obispo el pasado 13 de noviembre del 2015.

En la tarde del martes 27 de junio, se celebró la festividad de san Zoilo con una eucaristía en la capilla que lleva el nombre de este mártir cordobés del siglo IV y que pertenece a la parroquia de San Miguel Arcángel de Córdoba.

La Misa fue presidida por el Vicario General y párroco de la misma, Francisco Jesús Orozco. Al finalizar la celebración se dieron a venerar las reliquias a todos los fieles.

Historia de la capilla

La ermita se encuentra en la calle San Zoilo y fue bendecida el 13 de noviembre del 2015 por el Obispo, siendo de nuevo abierta al culto. Esta construcción se asienta sobre una antigua casa, venerada desde antiguo como el lugar donde San Zoilo recibió el martirio, y en la que se encuentra el pozo donde la tradición asegura que fueron arrojados sus riñones.

La construcción se sitúa hacia finales del siglo XVII, aunque se edifica sobre la antigua casa, que algunos remontan a época romana, como el pozo. El altar se erige en 1718, teniendo aquí sede la Cofradía de San Zoilo, hoy desaparecida. Su elegante portada indica el año 1740 como fecha de una importante reforma. Una espadaña corona la imagen pétrea del mártir en la fachada, y el relieve que testifica la historia del pozo.

En la actualidad, se ha recuperado espacios del que apenas quedaban memoria. Por ejemplo, vuelven a su lugar de origen dos tallas policromadas del siglo XVI que estuvieron en este lugar. Se trata de San Zoilo y Santa Bárbara, que tras ser expuestas muchos años en el Museo Diocesano, ahora permanecerán en su ermita. Y además, se ha unido la incorporación de un pequeño espacio interpretativo de la historia de este recinto, completado con un recoleto patio cordobés, a disfrutar por los visitantes.

En el siguiente enlace pueden ver un amplio reportaje fotográfico