La educación como motor del cambio

La Sede de Escuelas Católicas de Córdoba, donde estudian más de 24.000 alumnos, ha acogido el encuentro de la patronal de centros católicos con los medios de la ciudad en el inicio de las matriculaciones para el curso 2012/2013.

En el marco de una nueva campaña de matriculaciones, Escuelas Católicas de Andalucía ha organizado una serie de encuentros con la prensa, uno por cada provincia andaluza, para poner en valor los datos con los que cuenta esta patronal de centros educativos. Francisco José González Díaz, Secretario Regional del ente, ha estado acompañado por José Juan Jiménez Güeto, Vicepresidente regional y Antonio Manuel Guerra Pradas, Presidente de Escuelas Católicas de Córdoba.
González Díaz, ha realizado una pormenorizada introducción sobre quién es la Institución que representa, afirmando que Escuelas Católicas la forman un total de 120 los titularidades, los cuales aportan 415 centros educativos, que supone el 20% de la región, en los que se estudian más de 260.000 alumnos y trabajan 16.000 profesionales aproximadamente. Para el Secretario Regional de Escuelas Católicas de Andalucía, ésta patronal no puede quedarse impasible ante semejantes números, por lo que se ha tomado la iniciativa de dar a conocerlos públicamente en las ocho provincias andaluzas en las que está presente. “Escuelas Católicas de Andalucía, viene a ser una llamada a unir y servir a todos los titulares de centros católicos con una vocación abierta e integradora, porque su cohesión y unidad adquiere ahora más que nunca una especial significación. Nuestra oferta educativa, con una apuesta decidida por la calidad e igualdad, va desde la educación infantil, pasando por la primaria, secundaria, educación especial, formación profesional (tanto grado medio como grado superior), bachillerato e incluso educación universitaria gracias a los convenios suscritos con diferentes centros de enseñanza universitaria. En definitiva, un compromiso hacia a una verdadera educación en valores”. “Apostamos por todo tipo de alumnos y no somos, como algunos nos tachan, elitistas. En nuestras aulas tenemos muchos alumnos provenientes de situaciones familiares y sociales desfavorables, siendo nuestro objetivo el equipararlos”.

Para el Vicepresidente de Escuelas Católicas de Andalucía, José Juan Jiménez, “lo que no queremos, ni debe existir, es la confrontación educación pública–concertada, porque nos dedicamos a una misma tarea, la formación integral de los alumnos. Sí queremos que se nos reconozca la labor, teniendo en cuenta el carácter complementario que supone la educación concertada. Que exista una verdadera libertad de elección de centro de los padres y que existan las ayudas con plenitud. En algunos casos, hay centros que están viviendo situaciones angustiosas en cuanto a la cuantía de la concertación, debido al recorte sufrido en los conciertos educativos por parte de la Junta de Andalucía. La diferencia económica está siendo soportada, mayormente, por las titularidades y por la colaboración y ayuda de padres y madres que que se implican en el día a día de los centros.

Pacto por la educación

Por su parte, tanto el Secretario Regional como el Vicepresidente de la patronal de centros católicos, le piden a los partidos políticos de manera urgente, ahora que se acercan los comicios autonómicos, un pacto por la educación. Un acuerdo que aporte estabilidad y equidad al sistema educativo andaluz; e igualdad de oportunidades a todos los alumnos y alumnas andaluces, sea cual sea el tipo de centro que libremente y en uso de sus derechos, elijan.

Un pacto que pasa también por regular la financiación de los centros, que como recuerda González Díaz, “nuestra oferta es gratuita, no cobramos nada a los padres. “Pero, a día de hoy, en muchos de los de esta patronal, el concierto sólo suple el 60% del gasto escolar. Es por ello que estamos haciendo un gran esfuerzo para mantenerlos abiertos, porque la demanda de plazas por parte de los padres así nos lo exige. Y ante esta situación sólo existe una solución, ampliar la partida correspondiente a otros gastos en la concertación”

Y, además, un pacto que recoja no sólo lo referente a concertación sino también a otros aspectos claves en la educación actual como las aulas TIC o el bilingüismo. En este último caso, Andalucía cuenta con más de una veintena de centros autorizados para impartir las clases en inglés, siendo la provincia de Córdoba donde más colegios concertados hay acreditados, con catorce. No obstante, este proceso de autorizaciones no está cerrado, pudiéndose aumentar exponencialmente de aquí a final de junio. El profesorado está siendo formado para obtener el título B2 que es el exigido para impartir las asignaturas, y a su vez se está preparando un plan pedagógico de actuación ya que hay que tener en cuenta que no basta con saber hablar inglés sino que los docentes han de impartir sus clases en ese idioma.

La provincia de Córdoba, en cifras

Antonio M. Guerra, Presidente de Escuelas Católicas de Córdoba, ha comentado los datos de la provincia, que vienen a reflejar el peso y la importancia de la aportación de la provincia en el conjunto de Escuelas Católicas de Andalucía . En la actualidad, Córdoba cuenta con 51 centros educativos, en los que estudian aproximadamente 24.000 alumnos; con profesorado que asciende a 1.800 profesionales. En cuanto a aulas, existen 942 de las cuales todas no están concertadas, principalmente Infantil y Bachillerato.

Para Guerra, las reivindicaciones son, principalmente, las mismas que a nivel regional, aunque sí hay algunas específicas que vienen demandando en los últimos años. La negación a la ampliación de aulas de educación específica y de educación especial, es una carencia que tenemos fundamental para poder atender la demanda de padres inmigrantes y así para poder ayudar a las familias y poder completar esa formación integral del alumnado. Negación que se extiende también a las aulas de infantil donde en el presente curso con una demanda de 1.742 plazas sólo se pudo atender a 1.350, necesitándose por tanto 16 líneas más para atender esta demanda. Para el próximo curso, se va a poder ofertar 100 plazas más gracias a la concertación de líneas en los colegios Cervantes y Jesús Nazareno.

Por su parte, Jiménez Güeto no descarta que la solución a esta problemática de demanda pase por la construcción de nuevos centros, poniendo como ejemplo la obra nueva que está llevando la Obra Pía de la Trinidad en la zona Noroeste de Córdoba capital.