La Catedral acoge una celebración por los cristianos perseguidos

El sábado 31, el Obispo presidió en la Catedral una misa por los cristianos perseguidos. Después, hubo unas mesas informativas en el Patio de los Naranjos.

Debido a la grave situación que están viviendo los cristianos del pueblo iraquí, la Delegación de Apostolado Seglar decidió poner en marcha una jornada de oración y ayuda a los cristianos perseguidos. Una iniciativa a la que se han sumado distintos movimientos y asociaciones seglares como: Ayuda a la Iglesia Necesitada, Regnum Christi, Focolares, Cursillos de Cristiandad, Manos Unidas y Acción Católica General.

La jornada comenzó a las 10 de la mañana con una misa en la Catedral, cuya colecta se destinó íntegramente al pueblo de Irak. La celebración fue presidida por el Obispo, don Demetrio Fernández.

Tras ésta, se expusieron tres mesas en el Patio de los Naranjos, en las que los presentes pudieron conocer de cerca la realidad de los cristianos perseguidos en todo el mundo; pudieron también rezar o enviar un mensaje de apoyo a los que sufren persecución religiosa; así como ayudar económicamente a la iglesia iraquí comprando productos conventuales o entregando un donativo.

De esta forma, la Diócesis se suma a las diversas iniciativas que viene desarrollando para ayudar a los cristianos perseguidos en la actualidad.