La “Caravana Solidaria” recoge más de 35.000 kilos de alimentos y productos de limpieza para Cáritas y el comedor social

La actividad fue organizada por el grupo "Jóvenes Cristianos de Lucena", con sede en la Parroquia del Carmen

Más allá del sufrimiento que está provocando la pandemia del coronavirus, la situación está trayendo también enormes muestras de solidaridad y ayuda con los más necesitados. Un muestra de esta solidaridad ha sido la “Caravana” que este fin de semana se ha llevado a cabo en la localidad de Lucena, donde en las últimas semanas el Comedor Social Virgen de Araceli ha cuatriplicado el número de usuarios que venía atendiendo antes de la llegada del coronavirus. Los apenas treinta comensales de hace unos meses se han convertido ya en más de ciento veinte. Las cinco delegaciones de Cáritas ven con preocupación cómo se reducen las provisiones que dejó la campaña navideña del Centro de Orientación Familiar San Juan Pablo II, tras incrementar entre un cincuenta y un setenta por ciento el número de familias que atienden. De ahí que el grupo de “Jóvenes Cristianos de Lucena” este fin de semana protagonizaran la “Caravana solidaria” recorriendo las calles de la localidad apelando a la colaboración de los ciudadanos, quienes aportaron treinta y cinco mil kilos de alimentos y productos de limpieza, además de una importante cantidad de alimentación y cuidado infantil.

En torno a sesenta voluntarios participaron en la iniciativa, que se inició con una misa en la parroquia del Carmen, y continuó con la recogida de las entregas a domicilio.

Cáritas y el Comedor Social dispondrán de estas donaciones realizadas por el pueblo de Lucena, que ya se están organizando en la sede de la Hermandad del Rocío lucentina.