La Agrupación propone a Cáritas, Prolibertas y Adevida como destinatarios de la obra social conjunta

La entidad se hace eco del nuevo contexto social provocado por la crisis del coronavirus

 

La Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba prosigue con su labor social consciente de los graves efectos a nivel socio-económico que se están produciendo. Ante ello, se ha comunicado con los distintos hermanos mayores para realizar una reordenación de las asignaciones de la obra social conjunta, atendiendo al nuevo contexto que se ha planteado durante el último mes, con una clara emergencia social.

Así, en la comunicación a los responsables de las cofradías, desde la Agrupación se ha señalado que “sería conveniente reconsiderar, por todas las hermandades, su destino con el fin de que contribuya de la mejor forma posible a paliar todas las necesidades derivadas de la situación actual y futura a consecuencia de la pandemia que estamos padeciendo”. Por lo que las nuevas partidas, que tendrán que ser ratificadas por la asamblea, cuando esta pueda constituirse, irían destinadas a Cáritas Diocesana (10.000 euros), a Prolibertas (5.000 euros) y a Adevida (5.000 euros).