Jose Maria Gil Tamayo pronunció el VI Pregón Eucarístico

El pregón tuvo lugar en la parroquia de San Lorenzo.

pregoneucaristicoEl pasado 5 de junio, tuvo lugar el VI Pregón Eucarístico de Córdoba, que fue pronunciado por el sacerdote y periodista, José María Gil Tamayo, director del Secretariado de la Comisión de Medios de Comunicación Social. Tras unas palabras de ambientación, a cargo de Juan José Primo Jurado, y de la presentación del pregonero, efectuada por el párroco, Antonio Gil, José María realizó un precioso itinerario teológico-pastoral de la Eucaristía como “sacrificio, sacramento, presencia y caridad”, citando en diversos momentos el Plan Pastoral de la Diócesis de Córdoba, dedicado precisamente a la vivencia eucarística. “¡Cuánta necesidad tenemos de prepararnos, de rejuvenecer, de estrenar, de extrañarnos, de sorprendernos, de admirarnos con este milagro cotidiano! ¡Cuántas Misas en Córdoba! ¡Y en el mundo!”.

El pregonero quiso tocar también puntos vitales de la vida cristiana, con estas palabras: “Procesionar a Cristo vivo y sacramentado en la Custodia, no puede ser solo un acto externo o, si se quiere, exclusivamente devocional, es también reivindicar el derecho de la religión cristiana y de sus fieles a ocupar un puesto en el espacio público”. Al referirse a la caridad, se refirió a los sufrimientos morales en nuestro presente opulento, a tantas nuevas pobrezas y soledades, a tantos ancianos solos, a tantas mujeres maltratadas, a tantos seres humanos atrapados en el túnel de la depresión, a tantas vidas rotas por los sucedáneos de felicidad.

Concluyó como lo hace el Plan Pastoral diocesano: “Que María nos enseñe a acoger con humildad y agradecimiento el don inmenso de la Eucaristía, con el cual Cristo se nos entrega en plenitud”.