Jornada Diocesana de Laicado Asociado

Fieles pertenecientes a grupos, movimientos, asociaciones y nuevas realidades de la Diócesis de Córdoba, se dieron cita el pasado sábado, 17 de noviembre, en la Casa de Espiritualidad de San Antonio.

Con motivo de la Jornada diocesana de Laicado Asociado, organizada por la Delegación de Apostolado Seglar, todos estos grupos asistieron a este encuentro cuyo objetivo principal fue mantener un día de convivencia y reflexión en torno a dos ejes: nueva Evangelización y Año de la fe en el año de san Juan de Ávila.

A las 10 de la mañana, dio comienzo la primera parte de la jornada en la que cada grupo presentó su experiencia de cara a la Nueva Evangelización. Acto seguido, el Delegado diocesano de Ecumenismo, Manuel González Muñana, impartió una ponencia titulada "Asociaciones y movimientos laicales en comunión para la misión". En la misma, el ponente versó sobre estos movimientos y asociaciones laicales manifestando que "vienen a ser hoy en la Iglesia como un renovado Pentecostés, así como carismas al servicio de la evangelización".

Subrayando algunos rasgos del Concilio Vaticano II, Muñana disertó sobre el papel de los laicos indicando que éstos tienen que estar también en comunión con la Iglesia universal desde la Iglesia particular o diócesis, y en comunión entre ellos mismos. Asimismo, aseguró que los movimientos y realidades eclesiales de la Diócesis "está para la misión, llevando a cabo la tarea de la Iglesia de evangelizar, construyendo el mundo nuevo y edificando la iglesia en el tiempo presente".

Concluyendo afirmó que "las asociaciones y movimientos laicales que tienen una gran experiencia de comunión y evangelización, por tanto tienen mucho que aportar a la misma iglesia y al mundo".

Tras el almuerzo y el trabajo por grupos, los asistentes celebraron la Eucaristía que estuvo presidida por Mons. Demetrio Fernández, quien previamente, acompañado por el Vicario General, Francisco J. Orozco, y el Delegado de Apostolado Seglar, Álvaro Martínez, ofreció una charla-coloquio con los presentes, animándoles a continuar con la tarea que desempeñan y con la nueva evangelización.