Jornada de oración por la vida contemplativa

Con motivo de la solemnidad de la Santísima Trinidad, el próximo día 26 de mayo, se celebra una Jornada “pro orantibus” para rezar por los consagrados dedicados a la vida contemplativa en este Año de la Fe.

Será una jornada propuesta para dar a conocer la vida contemplativa, tomar conciencia y valorar la riqueza de su labor dentro de la Iglesia. Desde la clausura de los monasterios y conventos, las personas consagradas contemplativas, como afirma el concilio Vaticano II, son personas que «dedican todo su tiempo únicamente a Dios en la soledad y el silencio, en oración constante y en la penitencia practicada con alegría».

El lema de la Jornada de este año es: Centinelas de la oración. Y según explica la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada la palabra centinela evoca a vigilancia, y afirma: “las personas contemplativas vigilan como centinelas día y noche igual que las vírgenes prudentes ante la llegada del esposo” y por eso, en esta jornada todos los fieles deben orar y pedir a Dios que les ayude a mantener esta fidelidad a una vida de oración y silencio interior.

Folleto informativo