IX Encuentro de Hermandades con el Obispo

El domingo, 30 de marzo, se celebró el encuentro anual de las Hermandades y Cofradías de la diócesis a caballo entre el Palacio Episcopal y la Catedral.

El acto comenzó primero en el Palacio Episcopal, donde el Obispo mantuvo un encuentro con todos los asistentes. Intervino en primer lugar el presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba, Francisco Gómez Sanmiguel, quien explicó el buen momento que atraviesan las hermandades y su repercusión social, apuntando varios momentos recientes donde se ha puesto de manifiesto esto. En este sentido, recordó las más de 10.000 personas que rezaron el Vía Crucis Magno de la Fe, así como el Rocío de la Fe o el traslado de la Virgen de las Angustias a la iglesia de San Agustín. Asimismo, transmitió las inquietudes de algunos Hermanos Mayores, pidiendo, entre otras cosas, “el cariño de los consiliarios hacia las Hermandades”.

Acto seguido, los responsables tanto de la vicaría de la ciudad como de la Campiña, Valle del Guadalquivir y de la Sierra, Antonio Díaz (Lucena), Javier Ruiz (Palma del Río) y Gregorio Gil (Hinojosa del Duque), respectivamente, expusieron el papel de las Hermandades en sus zonas, así como la “buena salud” de la que gozan la mayoría de las Hermandades y la labor solidaria que desempeñan en estos momentos de crisis.

Por su parte, el Delegado diocesano para las Cofradías, Pedro Soldado, apuntó que se “ha avanzado mucho en la mejora de las relaciones entre párrocos y Cofradías, y en la mayoría de los casos son parte esencial en la vida y la actividad de la parroquia”. Igualmente, el Obispo destacó durante su intervención que “la mística popular juega un papel importante en la Iglesia”, ya que es “uno de sus preciosos tesoros” y agradeció la labor de las Hermandades en sus parroquias, tanto en las actividades pastorales como en la ayuda a los más necesitados.

El encuentro, en el que también estuvo presente en la mesa el Vicario General, Francisco J. Orozco, concluyó con la celebración de la eucaristía en la Catedral.