Infantería celebra 125 años bajo la protección de la Inmaculada

La brigada de Infantería de la BRIMZ X con sede en Cerro Muriano vive en este ocho de diciembre una de las festividades más queridas por sus integrantes. Este año se cumple el ciento veinticinco aniversario de la proclamación como patrona de la brigada de la Purísima Concepción de María, un acontecimiento que los militares han celebrado en las vísperas de este día de la Inmaculada con una misa en la Catedral de Córdoba presidida por el Obispo de la diócesis, Monseñor Demetrio Fernández.

La advocación de María Inmaculada representa para los militares de la Brigada de infantería “la tradición y los valores de quienes nos han precedido en la tarea del servicio que desempeñamos” y este año la celebración se desarrolla con la mismas “ganas e ilusión de siempre”, explicó el portavoz de la oficina de comunicación de la Brigada Mecanizada “Guzmán el Bueno”.

Además de la celebración litúrgica, los militares integrados en infantería conmemoraron el día de su patrona con un concierto de música militar en la sede del Rectorado de la Universidad de Córdoba y la imposición de las condecoraciones al mérito civil.