Inaugurado el Centenario de las Asociaciones de María Auxiliadora y de Antiguos Alumnos D. Bosco

En torno a medio millar de personas celebraron la Eucaristía de apertura del centenario de las Asociaciones de María Auxiliadora (ADMAS) y de Antiguos Alumnos D. Bosco (AA.AA.DB.) de Montilla que estuvo presidida por Mons. Demetrio Fernández y concelebrada por el párroco de la iglesia de Santiago, Miguel Varona.

También asistió una amplia representación del Consejo Inspectorial presidida por el Inspector, Francisco Ruiz Millán (SDB); así como el Alcalde, Federico Cabello de Alba; diferentes miembros de la corporación municipal, de la magistratura y de la Guardia Civil, y numerosos integrantes de todos los grupos de la Familia Salesiana.

En la homilía el Sr. Obispo se refirió a “un siglo entero de actividad, de vida y de proyección cultural y social de este colegio”. Y continuó: “El influjo de este colegio en la ciudad ha sido de gran trascendencia y se nota nada más llegar a Montilla”.
Asimismo, citó diferentes manifestaciones como las cruces de mayo o la Representación dramática de La Pasión. “Se ve que hay solera y esa solera viene del colegio salesiano”, afirmó.

De otro lado, D. Demetrio Fernández aseguró “que este curso tendrá su momento más intenso en el mes de mayo, un mes jubilar con todas las indulgencias concedidas por el Papa Benedicto XVI para quienes visiten este Santuario, y para quienes se encomienden a María Auxiliadora, una devoción universal”.

Previamente, el Director Titular de la Obra Salesiana de Montilla, Gabino Carmona, realzó los valores de una casa centenaria. Por su parte, el superior de la Inspectoría Salesiana subrayó que “los salesianos os deseamos no solamente que miremos con agradecimiento a vuestro pasado sino que nos preparemos con fortaleza para un futuro que tiene que seguir siendo fructuoso”.

Finalmente, la presidenta de ADMAS, Encarni Gázquez, y el presidente de AA.AA.DB., Antonio Márquez, entregaron al Sr. Obispo la medalla oficial del centenario.