Celebrada la III Semana de Pastoral de la Salud

Este año ha llevado por lema: “María, icono de la confianza y del acompañamiento”.

La tercera edición de la Semana de Pastoral de la Salud ha sido inaugurada en la tarde del martes, 9 de febrero, de la mano del Obispo de Córdoba, don Demetrio Fernández. Éste ha sido el encargado de ofrecer la primera de las tres ponencias que se llevarán a cabo en estas jornadas.

Bajo el título “Jesucristo como misericordia de Dios Padre”, el pastor de la Diócesis ha comenzado su intervención recordando que “debemos aprovechar este Año jubilar de la misericordia para ver que Dios nos ama, a pesar de todas nuestras miserias”. En este sentido, ha recordado también que será un año lleno de esperanza, por lo que ha instado a los presentes a “ser misericordiosos como el Padre”.

Continuando con la importancia de este Año jubilar, el prelado ha explicado en qué consiste la indulgencia plenaria. En primer lugar, ha recordado que ésta lleva consigo una buena confesión sacramental, comunión eucarística, deseo sincero de apartarse de todo pecado incluso venial, orar por las intenciones del Santo Padre y visitar el lugar o hacer los actos establecidos –excepto los enfermos o impedidos que no tendrán que cumplir con esto último-. Y a continuación, ha recordado que sirve para “pagar la pena temporal de los pecados”. Al hilo de esto, ha explicado que “Dios no se cansa de perdonar, ya que el pecado tiene arreglo por la misericordia de Dios”.

Igualmente, el Obispo ha manifestado que “el pecado lleva consigo una culpa y una pena. La culpa es perdonada en el sacramento; mientras que la pena es la penitencia que hay que realizar para restaurar lo que está roto”.

Don Demetrio Fernández ha culminado su intervención animando a todos los agentes de pastoral de la salud a continuar con la tarea que prestan hacia la atención de los enfermos.

Segunda jornada

La segunda jornada, el 11 de febrero se ha celebrado coincidiendo con la Jornada Mundial del Enfermo y festividad de la Virgen de Lourdes. La conferencia ha estado a cargo de Don Jesús Fernández, Obispo auxiliar de Santiago de Compostela, quien ha hablado sobre las obras de misericordia corporales.

El Obispo Auxiliar de la diócesis compostelana comenzó afirmando que “la atención a los pobres fue prioritaria en la vida y en el mensaje de Jesús, es más, para identificarse con los pobres, Él mismo se hizo pobre”. Y continuó explicando que el Papa Francisco se hace eco de este mensaje en la bula promulgada para este Año Jubilar de la Misericordia. En este sentido, el Papa ofrece un programa “para renovarnos pastoralmente”, y recordó que tanto la celebración del Año de la Misericordia como el proyecto de Nueva Evangelización, tienen mucho que ver con la atención a los pobres.

Clausura de las jornadas

Finalmente, en la tarde del 12 de febrero, clausuró las jornadas Alberto José González, delegado diocesano para la vida consagrada, que expuso las obras de misericordia espirituales.

 

Conferencia de Don Demetrio Fernández.

Conferencia de Don Jesús Fernández.

Tríptico de las jornadas

Información

Liturgia

Mensaje del Papa

Cartel