II Jornadas de Familias organizadas por el COF de la Vicaría de la Sierra

Bajo el título “Juntos por la educación de nuestros hijos”.

coflucenaPor segundo año consecutivo, la Iglesia y las familias de la Vicaría de la Sierra de Córdoba vivieron un acontecimiento extraordinario con la celebración de las II Jornadas de Familias, que bajo el título “Juntos por la educación de nuestros hijos” reunieron a más de 85 personas diarias en el salón parroquial de Santa Bárbara de Peñarroya-Pueblonuevo del 21 al 23 de octubre.

Organizadas por el Área de Pedagogía, Infancia y Adolescencia del Centro de Orientación Familiar “Familia y Vida” de la Vicaría de la Sierra de Córdoba, fueron inauguradas y clausuradas por Jesús María Perea, Director del COF.

El primer día se abordó el tema “Prevención familiar de conductas conflictivas en niños y adolescentes” por parte de Israel González Fernández, colaborador del COF en Área de Matrimonio y Familia. El objetivo de esta ponencia no fue ofrecer un recetario sino dotar a los padres y educadores del conocimiento necesario, de habilidades para establecer un estilo educativo correcto con el que poder adelantarse a esas conductas o situaciones de conflicto.

Al día siguiente, Antonio Prieto Lucena, Consiliario de la Delegación Diocesana de Familia y Vida, presentó el tema “La cultura de la Familia” partiendo de la cultura que realiza el Directorio para la Pastoral Familiar en España. Durante la ponencia, recordó la verdad fundamental de nuestra vida que es la vocación al amor y ratificó la importancia de la familia en la transmisión de la fe a los hijos. Reafirmó que la familia, fundada en el matrimonio, esto es, la unión indisoluble entre el hombre y la mujer, es una institución insustituible. Manifestó, también, que la familia es un bien necesario, un fundamento indispensable para la sociedad; el ámbito privilegiado donde cada persona aprende a dar y recibir amor y es educado en la fe.

Por último, el viernes 23 se contó con un matrimonio católico de Málaga Arturo Gross Alesanco y Rocío Fernández Nebreda, ambos médicos especialistas en Estomatología, y en Medicina Preventiva y Salud Pública respectivamente. Han trabajado como médicos misioneros con la Iglesia Católica, durante 3 años, en la selva de Perú. El tema que presentaron fue el de “Paternidad y Maternidad”, en la que señalaron que es fundamental tomar conciencia de que todo hombre, varón y mujer, es hijo, y esto se tiene que aceptar con gratitud para descubrir y aceptar que estamos llamados a ser esposos y como consecuencia, implícito en el amor conyugal, estamos llamados a ser padres, padre y madre.