I Encuentro de profesores universitarios cristianos con el Sr. Obispo

El sábado 29 de noviembre se celebró el Primer Encuentro de profesores universitarios cristianos con el Sr. Obispo, organizado por la Delegación de Apostolado Seglar y el Secretariado Diocesano de Pastoral Universitaria.

encuentro_profesoresEn torno a las 9:30 de la mañana comenzó la acogida de los 77 profesores de nuestra universidad que desde las distintas facultades, públicas y privadas, acudieron a la convocatoria. El encuentro comenzó con el rezo de la Hora Intermedia en la capilla, para continuar con una conferencia de D. Juan José Asenjo sobre El papel del profesor católico en la universidad. Vocación de servicio y retos. El Sr. Obispo destacó que: “el profesor de universidad está llamado a la enseñanza y a la docencia. Es una vocación, pero una vocación justamente cristiana. Algunas veces se la percibe ya desde muy joven como proyecto propio; otras, se revela a través de los acontecimientos, aparentemente casuales, pero en realidad providenciales, que caracterizan la biografía de cada uno. Es una vocación a la que Dios os ha convocado. A la cátedra Dios os ha llamado el Señor a cada uno por vuestro nombre para prestar un servicio insustituible a la verdad del hombre. Vosotros sois los elegidos por Dios para conocer la Verdad y transmitirla a las futuras generaciones de hombres y mujeres. Conocimiento cierto de la Verdad última que es capaz de explicar la historia de la humanidad y de dar razón a la existencia de cada hombre. Pero anexo a esta llamada a profundizar en el conocimiento por medio de la investigación, se encuentra la otra cara de la moneda: la transmisión de este conocimiento de la Verdad a las generaciones de hombres y mujeres que Dios ha depositado a vuestro cuidado y atención [ … ] El verdadero maestro y profesor, en este caso del ámbito universitario, es aquel que es capaz de ayudar a formar hombres y mujeres verdaderamente íntegros; libres; capaces de asumir responsabilidades; apto para dar razón no sólo de un conjunto de saberes, sino de su propia existencia; hombres y mujeres dispuestos a luchar y defender con la propia existencia las verdades últimas de un auténtico humanismo; comprometidos con el resto de los hombres sus hermanos, especialmente los más necesitados; hombres y mujeres capaces de descubrir a Dios no como un adversario que coarta y cohíbe la existencia del hombre, sino como aquel que es capaz de hacer de la existencia humana una verdadera y auténtica existencia”.

Después de un diálogo con nutridas intervenciones, los participantes se reunieron nuevamente en la capilla para celebrar la Eucaristía, presidida por el Sr. Vicario General de la Diócesis. El encuentro finalizó con la comida durante la cual cada asistente pudo intercambiar su experiencia, sus inquietudes y proyectos.
Con este primer encuentro se ha querido llevar a cabo una conexión de profesores de Universidad que se sienten vinculados por la misma fe y que personalmente no se habían llegado a conocer fuera del ámbito estrictamente académico. De este modo, se quería evitar la soledad que sufren algunos profesores cristianos en el ámbito universitario, que los lleva a vivir su fe en una dimensión estrictamente privada. De igual modo, se pretendía despertar en el profesor universitario cristiano su sentido de pertenencia a la Iglesia, y ayudarle a descubrir su profesión como una “vocación” o ministerio al servicio de la formación de los futuros hombres y mujeres de nuestra sociedad, y que al mismo tiempo, estos cristianos que viven su vocación bautismal se sientan enviados, arropados y alentados por su Obispo en la dura misión de hacer presente a Cristo en el areópago de la Universidad.

Secretariado diocesano de Pastoral Universitaria