Culmina la visita del Papa a Corea del Sur

El Papa Francisco ha viajado hasta Corea del Sur, del 14 al 18 de agosto. La celebración central fue la beatificación de 124 mártires coreanos.

Hoy finaliza la visita del Papa a Corea con motivo de la beatificación de 124 mártires de la primera generación de cristianos de Corea. La ceremonia que tuvo lugar el pasado 16 de agosto,  en la plaza del antiguo palacio imperial de Seúl, fue seguida por una multitud de fieles. Previamente, el Pontífice visitó el “Santuario de los Mártires”, donde fueron ejecutados los 103 católicos de la segunda generación canonizados por Juan Pablo II en 1984, y cuya fecha supuso el comienzo de la rápida expansión de la Iglesia coreana. Por eso, el Papa Francisco invitó en su homilía a seguir “el ejemplo de fe y de caridad que les han transmitido sus antepasados”.

Asimismo, el Papa Francisco ha mantenido numerosas reuniones con los obispos, religiosos y fieles de un país en el que el número de bautizados por año se cifra en 100.000 para los adultos y 25.000 para los niños.

En primer lugar, se reunió con los prelados surcoreanos el pasado 14 de agosto, y los exhortó a “custodiar el rebaño del Señor” y a dar “testimonio profético y evangélico en medio de una sociedad próspera pero cada vez más secularizada y materialista”.

También durante estos días se ha reunido con las autoridades del país, los familiares desaparecidos en el ferry de Sewol, los discapacitados, así como con miles de jóvenes, y ha reiterado en sus discursos la necesidad del diálogo pacífico y la reconciliación para lograr la unidad de Corea.