Finaliza el Ciclo formativo sobre San Pablo

Todas las charlas se han desarrollado en el Salón de Actos del Palacio Episcopal desde el día 26 al 29 de enero.

tercerapoenciaCon motivo del Año Paulino, la Delegación diocesana de Apostolado Seglar y el Instituto Superior de Ciencias Religiosas “Beata Victoria Díez” organizaron un ciclo formativo bajo el lema “San pablo: Testigo, Maestro, Apóstol” para dar a conocer sus escritos y su estilo evangelizador.

La primera charla, titulada “San Pablo, una personalidad por redescubrir”, fue impartida por Pedro Cabello Morales, Delegado Diocesano de Pastoral Juvenil y Profesor del I.S.CC.RR. “Beata Victoria Diez”. En ella se planteó la conveniencia y necesidad de redescubrir la figura de S. Pablo, de “reinventarlo” para nuestra vida de hoy, de acercarse a quién realmente es para aprender cómo tenemos que ser los cristianos de hoy. El ponente desarrolló su exposición entre dos puntos: una clave interpretativa central de S. Pablo, la revisión de algunos “tópicos paulinos” y, como epílogo, tres consejos para este año paulino. En cuanto al primer punto señaló que la clave interpretativa de S. Pablo es la experiencia del camino de Damasco: el encuentro de Pablo con el Señor. Pablo es alcanzado por el Señor y esto cambia su vida, vuelca su escala de valores, la orienta y fundamenta en Cristo. En un segundo punto, se revisaron algunos de los muchos “tópicos paulinos”: Pablo soberbio, machista, radical, intransigente, “inventor” del cristianismo… Se mostró el tópico Pablo “antijudío” frente al Pablo reinsertado en el judaísmo; el Pablo machista frente al Pablo revolucionario silencioso en defensa de la mujer y del Pablo “fundador” del cristianismo al Pablo intérprete cualificado y apóstol de Cristo.

Finalmente, en el epílogo se indicaron tres consejos para aprovechar este año paulino: retomar, leer o releer las cartas de Pablo; escoger un buen libro de ayuda sobre la figura de Pablo y utilizar con criterio y discernimiento el mucho material disponible en Internet, puesto que se encuentran enfoques muy diversos.

“Para mi la vida es Cristo: Notas sobre la cristología de San Pablo” fue el título de las segunda ponencia impartida por Jesús Poyato Varo, Director del I.S.CC.RR. “Beata Victoria Diez”. En esta charla el ponente expuso unas notas sobre la cristología de S. Pablo, presentando los aspectos esenciales de lo que fue esencial en la teología de Pablo: Cristo. Toda su teología fue cristocéntrica, porque en su vida y en su pensamiento, Cristo era el centro, el fundamento de todo. Así, -explicó- la nota primordial de la cristología paulina es precisamente su origen en la experiencia personal de salvación en Cristo, en el conocimiento y adhesión personal a Cristo, en quien somos justificados. La resurrección de Cristo, la presencia del Cristo Señor vivo y operante en medio de los suyos es el hilo conductor de su mensaje y de su actividad. Ésta -manifestó- es la verdad central de la fe cristiana, que desde distintas perspectivas va exponiendo y profundizando en todas su cartas, creando incluso un vocabulario propio para expresarlo. Las palabras que tantas veces repite, “en Cristo Jesús”, pueden ser la síntesis de su pensamiento: todo tiene su origen y su culmen en Cristo, nuestro ser y vivir es en Cristo, resaltó.

Antonio Prieto Lucena, Rector del Seminario “San Pelagio” y Profesor del I.S.CC.RR. “Beata Victoria Diez” ofreció la tercera ponencia titulada “La moral cristiana según San Pablo”. Bajo el punto de partida: “la moral, que en ocasiones se considera como una pesada propuesta normativa, no es para Pablo otra cosa que el arte de ser feliz, de vivir en plenitud”, el ponente comenzó su exposición señalando cómo la propuesta moral de Pablo choca con los sistemas morales de su tiempo: la moral judía, la moral griega y la moral romana. Todas con un planteamiento común, el esfuerzo del hombre para alcanzar el objetivo moral: la justicia para los judíos, la sabiduría para los griegos y la honestidad cívica para los romanos. Pablo -señaló- proclama la insuficiencia de estos planteamientos y señala que el fundamento de la vida moral no es, no puede ser, el solo esfuerzo del hombre, sino Cristo, la acción de su gracia y de su Espíritu en cada persona. La propuesta moral de Pablo es esta, la vida en Cristo, el vivir según Cristo, resaltó.

Recordó, además, que el hombre no está solo: Cristo está en él y con él, como amigo, y esa presencia va transformando el ser, el pensar, el sentir y el obrar del hombre. Poco a poco, gradualmente, el hombre desde Cristo va transformándose en un hombre nuevo, conformado, configurado y asimilado a Cristo. Por ello -resaltó- es el amor de Cristo lo que transforma al hombre, es el amor, la caridad, el centro de la moral cristiana. Toda la realidad, todas las virtudes quedan centradas, redimensionadas por la caridad. Concluyó manifestando que la moral cristiana, según Pablo, está centrada en el amor, fundamentada en la humildad y coronada por la alegría y la paz de Cristo, origen y culmen de la vida.

El Director del Centro Ecuménico “Testamentum Domini” y Profesor del I.S.CC.RR. “Beata Victoria Diez”, Manuel González Mañana, impartió la última ponencia de este ciclo formativo sobre San Pablo. Bajo el título “San Pablo, apóstol de la unidad”, el conferenciante expuso un rasgo fundamental del retrato de San Pablo: su preocupación y su actividad por la unidad de las iglesias. De ahí que este año paulino sea también un año ecuménico, en el se centre la mirada en la unidad, el gran reto y el gran escándalo actual de las Iglesias. Manuel González Mañana señaló que para Pablo, al igual que para nosotros, la unidad era “diversidad reconciliada”, el modelo que nos ofrece la Trinidad. Partiendo de este planteamiento, expuso las principales dificultades contra la unidad en las comunidades paulinas, las fórmulas paulinas de unidad, los principios en los que Pablo basaba la unidad y las comparaciones y alegorías que empleaba para referirse a ella. Concluyó manifestando que hay que seguir adelante, como Pablo, por el camino de la unidad, a pesar de cuantas dificultades que se encuentren.