Festividad de los Ángeles Custodios

Con motivo de la fiesta de los Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo Nacional de Policía, el Sr. Obispo ha presidido hoy la Eucaristía en la Santa Iglesia Catedral.

En la homilía ha destacado que "participar en la Misa en un día como hoy, es la expresión normal de una persona creyente que en su vida personal, laboral e institucional, cuenta con Dios y con la protección de los Santos Ángeles". Asimismo, ha manifestado que “Dios ha creado para cada uno de nosotros un ángel, que nos protege, que nos conduce durante nuestra vida”.
El Sr. Obispo ha recordado que "donde está Dios hay futuro" y que "pretender construir un mundo sin Dios es cerrar el horizonte del futuro del hombre y de la sociedad". "Construir un mundo con la ayuda de Dios y donde Dios está presente, es abrir de par en par las ventanas del alma para que entre la luz y nos llene de alegría, de felicidad y de paz", ha afirmado.
También, ha explicado que "la Iglesia, al ponernos delante el modelo de los Santos Ángeles, nos está recordando esa prontitud con la que nosotros hemos de obedecer los mandamientos de Dios". Por último, ha instado a los presentes a mirar a los Ángeles para que nos hagan suspirar por una pureza de corazón y por la rectitud con la que Dios quiere que andemos el camino de la vida.
Mons. Demetrio Fernández ha concluido pidiendo al Señor que los Santos Ángeles sean los custodios del Cuerpo Nacional de Policía y que este Cuerpo sea el custodie el orden público y la seguridad de la sociedad en la que vivimos.