El Obispo celebra la fiesta de la Merced

Este jueves 24 de septiembre, celebramos la fiesta de la Virgen de la Merced, patrona del mundo penitenciario y de la familia mercedaria. El Obispo ha celebrado junto a ambos la eucaristía.

La festividad de la Virgen de la Merced es cada año celebrada en nuestra Diócesis con una eucaristía presidida por el Obispo tanto en el Seminario “San Pelagio”, donde desde hace más de 30 años prestan su servicio las Hermanas Mercedarias, como en el centro penitenciario.

A primera hora de la mañana, el prelado acompañado por los capellanes y voluntarios de la Pastoral Penitenciaria, se desplazó hasta el centro para celebrar junto a los internos la Santa Misa y alentarles en su camino animándoles a permanecer, pese a todo, firmes en su fe.

Acto seguido, se trasladó al Seminario Mayor “San Pelagio”, donde celebró la misa junto a la comunidad mercedaria, los trabajadores y amigos en la Capilla del mismo. Allí, don Demetrio felicitó a las Hermanas por su tarea y su labor diaria al cuidado del Seminario y la casa sacerdotal. “En esta fiesta de la Merced que consideramos una fiesta de “la casa” tenemos que mostrar nuestra gratitud a las Hermanas que atienden y acompañan tanto a los seminaristas como a los sacerdotes mayores, para que también percibamos y nos llegue a todos la misericordia de Dios”, ha manifestado el Obispo en su homilía.

Tras la misa, los presentes han podido compartir una jornada de convivencia en las instalaciones de la casa sacerdotal.