Feligreses de Montalbán peregrinan a la Catedral de Sevilla

Allí visitaron la tumba del fraile local Sebastián de Jesús Sillero.

El sábado 30 de mayo, tuvo lugar una peregrinación desde Montalbán hasta la Catedral de Sevilla para venerar la tumba de Fray Sebastián de Jesús Sillero, fraile franciscano montalbeño enterrado en la entrada del coro de dicha Catedral. Los peregrinos depositaron allí un ramo de flores en nombre de todo el pueblo de Montalbán, y se acogieron a su intercesión.

Después de la misa oficiada por el párroco de Montalbán, Antonio Palma, en la capilla del Sagrario de la Catedral, marcharon a la Aldea del Roció para rezar y visitar a la Virgen.

Vida del fraile

Nació el 22 de enero de 1665 en Montalbán de Córdoba, ingresando en el convento franciscano de Écija en 1686. Pasó por los cenovios de Lepe, Ronda y Sanlúcar, terminando en la Casa Grande de S. Francisco de Sevilla. Fue gran devoto de la Santísima Veracruz y del Crucificado; ingresando como hermano en 1712.

En Sevilla fue famoso por su caridad con los más necesitados y por los milagros que obraba. Curó al rey Carlos III y a la infanta Mª Luisa y a muchos enfermos imponiéndoles una cruz de madera que él mismo labraba.

Falleció el 15 de octubre de 1734 en honor de santidad, siendo sepultado en la Capilla de la Veracruz del Convento Franciscano. En 1810 ante la llegada de las tropas napoleónicas, sus restos fueron trasladados a la Catedral y depositados en el panteón que se había erigido para el Cardenal Delgado y Varela.