Exhumaciones en Montoro

Ha concluido el proceso de exhumación de los cadáveres de los cuatro mártires carmelitas que serán beatificados el próximo 27 de octubre en Tarragona.

Exhumaciones en la localidad de Montoro

Fue el día 1 de febrero cuando tuvo lugar la exhumación de los cuerpos que estaban enterrados en el subsuelo del panteón denominado "Caídos por Dios y por la Patria", en Montoro.

Hasta el cementerio acudieron el postulador general de la Orden del Carmen y de la causa de la beatificación, Giovanni Grosso, el Director del Secretariado para la Causa de los Santos de la Diócesis de Córdoba, Miguel Varona, y el provincial de los Carmelitas de la Bética, Rafael Leiva. A ellos se sumaron dos médicos forenses y un ATS, designados por el Obispo de Córdoba, que se encargaron del tratamiento de los restos mortales de estos cuatro frailes y de prepararlos para que después de la beatificación y, bajo la orden del Vaticano, se puedan distribuir sus reliquias por las diferentes casas de los carmelitas.

También se acercaron familiares y representantes de distintas instituciones eclesiásticas para proceder al reconocimiento de los religiosos carmelitas de la Provincia Bética, como son: el padre José María Mateos Carbadillo; el padre Eliseo Durán Cintas; Fray Jaime Carretero Rojas; y Fray Ramón Pérez Sousa. Todos murieron durante los primeros días de la Guerra Civil; en concreto, el 22 de julio de 1936, y tenían entre 25 y 34 años.

Una vez que los forenses realizaron su trabajo, los restos mortales de éstos fueron trasladados a la parroquia de San Bartolomé, donde serán custodiados hasta su beatificación.