“Erradicar la pobreza y la exclusión social: un deber de justicia”

Bajo este lema, más de 300 personas convocadas por varios colectivos cristianos salieron el día 17 a la calle para manifestarse contra la situación de pobreza y exclusión social de tantas familias.

En el Día Internacional contra la pobreza y la exclusión social, Manos Unidas, las Delegaciones diocesanas de Apostolado Seglar, Acción Caritativa y Social y Migraciones, Pastoral Obrera, así como el Consejo diocesano de Acción Católica iniciaron una marcha desde la Plaza de las Tendillas hasta la parroquia de San Nicolás con el objetivo de reivindicar la preocupante situación que existe en numerosas familias de nuestra diócesis y de todo el mundo para salir adelante día tras día. Además, denunciaron el aumento de las cifras de paro y la precarización laboral que sitúa la tasa de pobreza en Córdoba en casi un 40 por ciento.

Concluyeron la cita con una celebración eucarística en la parroquia de San Nicolás, que fue presidida por el Vicario de la Ciudad, Jesús Poyato Varo.