¡Enhorabuena por descubrir la belleza de la vida cristiana!

El Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, ha presidido esta mañana en la Catedral, el rito de admisión a la Iglesia de cinco nuevos catecúmenos. Acompañados por sus padrinos, los catecúmenos han pedido recibir la fe y los sacramentos de iniciación cristiana

Esta mañana, en la Catedral, se ha celebrado el rito de admisión a la Iglesia de cinco nuevos catecúmenos. Al comienzo de la celebración, en la puerta de las Palmas, los catecúmenos acompañados por sus padrinos y por el delegado diocesano de Catequesis, Adolfo Ariza, han solicitado al Obispo, Mons. Demetrio Fernández, que querían entrar a formar parte de la Iglesia y de la comunidad cristiana y para ello pedían la fe mediante el bautismo y la vida eterna.

A continuación, han entrado en procesión al templo mayor de la Diócesis para participar de la eucaristía. En la homilía, don Demetrio les ha dado la enhorabuena por haber descubierto la belleza de la vida cristiana, “el gran descubrimiento de nuestra vida”, y les ha manifestado su alegría por acogerlos en la Iglesia. “Los que hemos conocido a Jesucristo en nuestra vida ya no podemos dejar de amarle y de seguirle”, ha afirmado. Y les ha deseado que no les falte nunca una comunidad que los acoge, los acompaña y ese patrocinio de los padrinos que estarán siempre a su lado. Posteriormente los catecúmenos han sido ungidos con el óleo de los catecúmenos.

Los cinco nuevos catecúmenos recibirán los sacramentos de iniciación cristiana, el bautismo, la comunión y la confirmación, el segundo domingo de Pascua.