Encuentro sacerdotal en Montilla

Con motivo de la festividad de San Juan de Ávila, patrón del Clero secular español, el pasado día 14 de mayo, los sacerdotes de la Diócesis se reunieron en Montilla.

sanjuanavila09La mañana comenzaba en la casa del Santo -recientemente restaurada- con un tiempo de oración con sus escritos sacerdotales. La Eucaristía se celebró a las 12:00h. en la Iglesia de la Encarnación, donde se veneran los restos de San Juan de Ávila. Fue presidida por D. Juan José Asenjo y concelebrada por todos los sacerdotes asistentes. En la homilía, manifestó que la Eucaristía “que celebramos en honor de San Juan de Ávila es una acción de gracias redoblada por el don del sacerdocio que todos hemos recibido, muy especialmente los hermanos que en este año celebran sus bodas de oro y plata”. Destacó que los sermones del Santo “encendidos de pasión apostólica y unción religiosa y sus admirables tratados de vida espiritual nos revelan como un sacerdote enamorado de Jesucristo, como un contemplativo y místico que alimenta en la oración prolongada su entrega a la Iglesia y a las almas. De su identificación y comunión permanente con Jesucristo, nace su irrenunciable compromiso misionero”.

Además, puso como modelo a los sacerdotes el celo apostólico de San Juan de Ávila, que lo llevó a predicar incansablemente por toda Andalucía, su amor por la Eucaristía, que debe ser preparada y celebrada con unción: “el corazón de espiritualidad sacerdotal del Maestro Ávila es Cristo sacerdote, prolongado en la Iglesia por medio de nosotros los sacerdotes, que por el sacramento del orden participamos en su ser sacerdotal”. Y añadió que San Juan de Ávila “llama a los sacerdotes en uno de sus sermones guardas de la viña, cabezas, corazones y ojos…[de la Iglesia], y añade que por el descuido de las cabezas, está la viña [de la Iglesia] tan estragada”.

D. Juan José Asenjo finalizó la homilía recordando que estamos a punto de iniciar el Año Sacerdotal, convocado por el Papa Benedicto XVI con motivo del CL aniversario de la muerte del Cura de Ars, con el lema “Fidelidad de Cristo, fidelidad del sacerdote”. El próximo 19 de junio se abrirá en Roma y su clausura tendrá lugar también en Roma en idéntica fecha del año 2010, coincidiendo con el Congreso Mundial de Sacerdotes convocado por el Papa. En este sentido, señaló que “el objetivo último de este año sacerdotal, en el que San Juan María Vianney será proclamado patrón de todos los sacerdotes, es renovar en profundidad nuestra adhesión cordial y total a Jesucristo y fortalecer nuestra fidelidad. En las próximas semanas daremos a conocer algunas iniciativas tendentes a que este año jubilar sea un auténtico acontecimiento de gracia para nuestro presbiterio y produzca en todos nosotros muchos frutos de santidad”.