Encuentro Diocesano de Animadores Misioneros en Montilla

El próximo domingo, 20 de septiembre tendrá lugar en Montilla el Encuentro Diocesano de Animadores Misioneros con motivo del Año Jubilar de San Francisco Solano.

encuentro_misionesEl día 20 de septiembre la Delegación Diocesana de Misiones inició el Año Jubilar de San Francisco Solano con la celebración de una Peregrinación-Encuentro de Animadores Misioneros, que ha servido de lanzamiento para toda la Diócesis de la Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND), a la que asistieron más de 800 personas.

El Encuentro Diocesano de Misiones estaba planteado en una triple vertiente: con motivo del Año Jubilar de San Francisco Solano, presentar y orar por los misioneros y la animación misionera de la Diócesis; por otro, con motivo del Año Sacerdotal, presentar y orar por los sacerdotes de la Diócesis ante los restos de San Juan de Ávila: y por último, ante la inmediatez del DOMUND, ofrecer la disponibilidad de los delegados parroquiales de misiones ante San Francisco Solano.

El acto comenzó con la acogida y recepción en el colegio de San Luis, donde los colaboradores de la Delegación de Misiones fueron entregando el material: una cruz misionera, una pañoleta con los colores misioneros según las zonas, el folleto-guía del Encuentro y el Mensaje del Papa para el DOMUND.

Luego, en la Iglesia de la Encarnación, donde están los restos de San Juan de Ávila, acontecía uno de los momentos más importantes del encuentro: tras el rezo de la Hora Intermedia, Antonio Evans, Delegado diocesano de Misiones, presentó los objetivos del Encuentro-Peregrinación Jubilar; a continuación hizo la semblanza de San Francisco Solano el P. Antonio Arévalo OMF y la de San Juan de Ávila Miguel Varona, Arcipreste de Montilla-La Rambla; por último, Anastasio Gil, Subdirector de las Obras Misionales Pontificias (OMP), realizó la presentación del DOMUND, abriendo y cerrando el acto Joaquín Alberto Nieva, Vicario General de Pastoral.

Por la tarde se celebró una Mesa Redonda sobre cómo se está viviendo la misión ad gentes en nuestra Iglesia de Córdoba, moderada por Tomás de Haro. En ella estuvieron Antonio López (Parroquia), Antonio Guerra (enseñanza y familia), P. Luis Cachaldora (juventud) y Rafael Castro (Tercer Mundo).

Finalmente, en la Parroquia de “San Francisco Solano”, se celebró el momento culminante del Encuentro: la Eucaristía presidida por el D. Juan José Asenjo y concelebrada por 16 sacerdotes.

El Sr. Obispo recordó en su homilía que San Francisco Solano tiene mucho que enseñarnos a todos, él nos da las claves esenciales de la misión: nos recuerda el compromiso apostólico en el anuncio de Jesucristo a nuestro mundo con obras y palabras, y cómo todos estamos llamados a la santidad; también nos enseña a entregar la vida por todos nuestros hermanos sin mirar razas, lenguas o condición social; por último, nos invita a adentrarnos en la profundidad del silencio orante y en el gozo que no se puede contener y que nos hace cantar y danzar la alegría por ser hijos muy amados de Dios.

Sin duda, el Encuentro ha sido realmente un buen lanzamiento Diocesano del DOMUND 2009, que se celebrará el próximo 18 de octubre. El Papa Benedicto XVI, en su mensaje para esta Jornada, nos dice: “El empuje misionero ha sido siempre signo de vitalidad de nuestras Iglesias (cf. Redemptoris missio, 2). Es necesario, sin embargo, reafirmar que la evangelización es obra del Espíritu y que, incluso antes de ser acción, es testimonio e irradiación de la luz de Cristo (cf. Redemptoris missio, 26) por parte de la Iglesia local, que envía sus misioneros y misioneras para ir más allá de sus fronteras. Pido por lo tanto a todos los católicos que recen al Espíritu Santo para que aumente en la Iglesia la pasión por la misión de difundir el Reino de Dios, y que sostengan a los misioneros, las misioneras y las comunidades cristianas comprometidas en primera línea en esta misión, a veces en ambientes hostiles de persecución. Al mismo tiempo, invito a todos a dar un signo creíble de comunión entre las Iglesias, con una ayuda económica, especialmente en la fase de crisis que está atravesando la humanidad, para colocar a las Iglesias locales en condición de iluminar a las gentes con el Evangelio de la caridad”.

 

ANTONIO EVANS

Delegado Diocesano de Misiones