Encuentro del Obispo con los directores y responsables de los centros para personas dependientes de la Diócesis

Denuncian la delicada situación que estos sufren por el impago de la administración de las plazas concertadas.

El pasado lunes, el Obispo se ha reunido en el Palacio Episcopal con los responsables de los centros asistenciales de la Diócesis de Córdoba, para profundizar en el trabajo que estas instituciones están llevando a cabo.

La Acción Social que la Iglesia desarrolla con los colectivos más desfavorecidos es crucial en estos momentos de crisis. La realidad de las personas mayores dependientes, en muchos casos en situación de exclusión social, es atendida desde los centros y servicios para personas mayores de titularidad eclesial.

Actualmente en los centros de identidad religiosa de Córdoba y provincia, se atienden a más de 2000 personas mayores en situación de dependencia, el 50% de dichas plazas son concertadas con la administración y cuentan con una plantilla de 850 trabajadores.

Ayer lunes, D. Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba, D. Francisco Orozco, Vicario General, y Dña. Rocío Asensio, Asesora Diocesana para instituciones de carácter social, han mantenido un encuentro con los directores y responsables de más de una veintena de centros socio-sanitarios de la Diócesis de Córdoba.

Este encuentro ha abordado la delicada situación con la que se encuentran, a día de hoy, las residencias para personas mayores dependientes y la preocupación con la que este sector vive el anuncio de recortes y retraso en el pago de plazas de concierto, en algunos casos desde el mes de noviembre.

Casi la totalidad de los centros llevan varios meses con plazas concertadas vacías y sin perspectivas de que la administración vaya a llenarlas. El anuncio de recortes del precio de la plaza viene de la mano de la reducción del número de trabajadores, algo impensable para la Iglesia, por la necesaria y adecuada atención que requieren las personas dependientes.

La situación para muchos centros es límite. Después del esfuerzo económico que han tenido que hacer para adecuar sus instalaciones a los requerimientos normativos de la administración (la última, la ley de dependencia, con los requisitos de carácter hospitalario), ahora se encuentran con que el compromiso de concierto de plazas que la administración había adquirido con cada centro, no está siendo correspondido; en algunos casos con plazas vacías desde junio del año pasado.

En todo momento ha quedado claro que esta situación no debe interferir en la atención y el cuidado de las personas mayores. Los centros de la Iglesia se han caracterizado siempre por disponer de un plus de calidad en cuanto a cuidados y atención ofrecidos, contando para ello con una ratio de trabajadores adecuada a las necesidades de las personas dependientes. Y todo ello desde una perspectiva interdisciplinar y el refuerzo de la dimensión espiritual tan necesarios en esta última etapa de la vida.

Finalmente, se ha acordado presentar públicamente la labor que este sector desempeña en beneficio de la sociedad, junto con el compromiso de reunirse periódicamente para trabajar las líneas de actuación conjuntas y trasladar la delicada situación a la administración.

20130313 - Reunión Centros Sociosanitarios