Encuentro de profesores de religión

El pasado viernes, 2 de octubre, la Delegación Diocesana de Enseñanza convocó a los profesores de religión de la diócesis a un encuentro que contó con la presencia de D. Juan José Asenjo, Administrador Apostólico de Córdoba.

Encuentro profesoresEl encuentro comenzó a las 17:15 h. con un momento de oración al que le siguió el saludo de la delegada diocesana de enseñanza. Tras la bienvenida Agustín Moreno Bravo, Director Adjunto y Secretario de la Escuela Universitaria de Magisterio de la Iglesia “Sagrado Corazón”, impartió una ponencia bajo el título “La emergencia educativa en la Caritas in Veritate”. En su intervención, Agustín Moreno, señaló algunas de las emergencias educativas que contiene la encíclica: “la búsqueda de la verdad natural y sobrenatural, la caridad como respuesta al Amor, el desarrollo integral del hombre, el descubrimiento de la realidad humana y social...”. Toda la encíclica es educativa porque “enseña a observar y contemplar la realidad como un misterio, un don de Dios, donde está inscrita la ‘gramática divina’ y el hombre descubre su misma vocación a la verdad y a la caridad. En esa realidad el mismo hombre aprende a reflexionar sobre sí, tener una sensibilidad por la verdad y descubrir las leyes que están en su conciencia”.

La jornada vespertina terminaba con la celebración de la Eucaristía en la Santa Iglesia Catedral presidida por D. Juan José, que en la fiesta de los Angeles Custodios animaba a los profesores a dar gracias a Dios por la creación de los ángeles: “En esta tarde, queridos hermanos y hermanas, alabamos a Dios que manifiesta su omnipotencia en la creación de los ángeles, nuestros hermanos, y le damos gracias porque por medio de ellos vela amorosamente sobre nosotros. La celebración de esta fiesta debe robustecer nuestra devoción a los ángeles y muy especialmente a nuestro ángel custodio, intensificando la familiaridad, la amistad y el trato con él, pues de ello sólo se derivarán muchos bienes temporales y, sobre todo, espirituales. En efecto, nuestro ángel amigo nos ayuda cada día a ser fieles al Señor, a renovar nuestra fraternidad y nuestro compromiso apostólico y a vivir con gozo nuestra vida cristiana”.

También en esta tarde, nuestro Pastor, entregaba la “Missio Canónica” a los profesores y lo hacía con estas palabras, “la Iglesia os envía a cumplir la hermosa tarea de anunciar a Jesucristo a los niños y jóvenes, en tantos casos seducidos por ofertas engañosas, por mitos efímeros y falsos maestros, cuyas doctrinas sólo conducen al nihilismo y al hastío, a las drogas, el alcohol, la violencia escolar e, incluso, la agresividad violenta con vosotros y hasta con sus propios padres”. Ante este panorama advirtió a los educadores la importancia de estar unidos al Magisterio de la Iglesia “además de la entrega y dedicación, (...) cuidéis siempre la comunión doctrinal con la Iglesia, pues ella es la depositaria e intérprete de la doctrina de Jesucristo. Tened en cuenta que no os anunciáis a vosotros mismos, ni vuestros gustos u opciones personales, por muy atractivas que sean. Anunciadles a Jesucristo, muerto y resucitado para nuestra salvación. Enseñadles siempre la verdad proclamada y enseñada por la Iglesia, aunque muchas veces sea remando contra corriente”. Al mismo tiempo los animó a cuidar la vida interior y la comunión cálida con el Señor a través de la oración y de la participación en los sacramentos, para no ser un címbalo que resuena o unos platillos que aturden.