“El Vivir”, segunda ponencia de la V Semana de Pastoral de la Salud

El día 8 de febrero, se celebró la segunda conferencia enmarcada en la V Semana de Pastoral de la Salud que se está celebrando en el colegio Trinidad, a las 18:00h. con el lema «Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa» (Jn 19,26-27)

En la presentación, el sacerdote Juan Diego Recio, Director del Secretariado diocesano de Pastoral de la Salud expuso que el interés durante esta semana de dar a conocer el nuevo documento elaborado por el Pontificio Consejo de los Agentes Sanitarios para es hacer llegar a la sociedad que “la vida y la vida buena, se puede dar en la persona siendo niño, siendo feto, siendo adulto, soltero, casado, solo o acompañado, siendo anciano y siendo próximo también al morir que forma parte también de la vida”.

Después de un análisis de los planteamientos bioéticos sobre el nacimiento aportados por el sacerdote Antonio Prieto Lucena, Rector del Seminario, el primer día; en esta segunda conferencia, Adriá Gómez Fernández, Máster en Bioética por la Universidad Católica de Murcia y facultativo de Medicina Interna de la Unidad Clínica de Cuidados Paliativos de Córdoba expuso “el Vivir”.

Adriá Gómez expuso que la gente piensa que “la Iglesia defiende la vida como un valor absoluto y esto quiere decir que hay que mantener la vida bajo cualquier circunstancia o situación, y eso no es cierto. La Iglesia jamás defendería que tuviésemos a una persona en una situación de agonía prolongando la vida por sí misma”. Si esto fuera cierto, añade, “carecería de sentido una entrega de la misma, es decir, de la propia vida, por un ideal o por un valor. A veces la vida se entrega por un fin superior”. Y puso como ejemplo a una mujer, madre de cinco hijos, embarazada, a la que le diagnostican un cáncer terminal y decide no someterse a tratamientos para continuar con su embarazo, a los seis meses entra en parada cerebral pero la mantienen en la UCI para que pueda dar a luz al niño. También explicó que la vida también explicó que la vida es un bien fundamental que debe ser protegido tanto por el derecho como por la moral”.

Esta tarde tendrá lugar la tercera conferencia en la que se abordará la última etapa de la vida el “Morir” a cargo de María Dolores Espejo Arias, Presidenta de la Fundación de Bioética y Vicedirectora del Instituto para la Consulta y Especialización Bioética.

Tras estas jornadas, el día 11 de febrero, se celebrará la Jornada Mundial del Enfermo con una eucaristía en la Catedral a las 12:00h. Este año el lema de la Jornada es “Acompañar a la familia en la enfermedad”.