El traslado más especial de la Virgen de Guía

La imagen llegó a la parroquia de San Juan Bautista en coche y rodeada de flores

El sábado, 2 de mayo, siguiendo la tradición de todos los primeros sábados del mes de mayo, el pueblo de Hinojosa tenía previsto ir a por la Virgen de Guía a su ermita.  En esta ocasión, fue solamente el párroco de San Juan Bautista, para hacer el traslado de la Virgen en su propio vehículo.

Como viene siendo habitual, a primera hora de la tarde se rezó el Santo Rosario y seguidamente, salió la Virgen rumbo a la parroquia de Santa Catalina de Fuente La Lancha, donde fue recibida por el párroco acogiéndola en el templo hasta la tarde del día siguiente que fue trasladada al pueblo de Hinojosa del Duque. Con el repique de las campanas y la bienvenida de los vecinos que habían engalanado sus balcones para la ocasión, la imagen realizó su recorrido habitual hasta el templo entre numerosos ¡vivas! de los fieles que a su paso por las calles, lanzaron pétalos a la sagrada imagen. Igualmente, a su llegada a la parroquia de San Juan Bautista, se rezó el santo rosario y se celebró la eucaristía.

“Fue una entrada muy diferente la de este año, pero llena de emociones y de alegría por tener el consuelo de la visita de la Santísima Virgen de Guía en medio de esta epidemia. La Virgen ha venido, en su fecha, pero cuando más se necesitaba”, asegura el sacerdote Jesús E. Aranda.