El Sr. Obispo preside el rito de la Primera Iniciación a la Oración

Dos comunidades del Camino Neocatecumenal pertenecientes a las parroquias de San Francisco de Córdoba, y San Sebastián de Pozoblanco, recibieron ayer, de manos de D. Demetrio Fernández, el libro de la liturgia de las horas.

Ayer, se celebró el rito de Iniciación a la Oración de dos comunidades del Camino Neocatecumenal procedentes de las parroquias de San Francisco y San Eulogio de Córdoba, y San Sebastián de Pozoblanco, en el catecumenium de San Francisco.

El acto estuvo presidido por el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, y concelebrado por el Vicario de la Sierra, Jesús Perea; el Canciller Secretario General, Joaquín Alberto Nieva; y el párroco de San Sebastián, Aníbal Miller Cantero.

La celebración comenzó con el rezo de Vísperas y a continuación, el Sr. Obispo impuso las manos sobre los fieles y les entregó el salterio. En su homilía animó a los asistentes a orar para combatir diariamente contra la tentación del demonio. Asimismo, explicó que la oración y la fe van siempre unidas, e hizo referencia a la obra de Santa Teresa de Jesús, Camino de Perfección, para reflexionar sobre las condiciones necesarias para orar como son: la caridad, la mortificación y la humildad.