El Sr. Obispo ordena a un diácono y a un presbítero en Palma del Río

Una gran alegría y un momento de gracia han supuesto, tanto para la Inspectoría salesiana de Sevilla como para la diócesis de Córdoba, la ordenación de dos jóvenes salesianos naturales de Pozoblanco y de Palma del Río.

El pasado sábado, 12 de mayo, en la parroquia de la Asunción de Palma del Río, el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, presidió el Sacramento del Orden de dos jóvenes salesianos. Javier González Cabrera, natural de Pozoblanco, fue ordenado diácono, e Ildefonso Casas Nieto, de Palma del Río, fue ordenado presbítero.

Durante la celebración, Javier e Ildefonso, estuvieron arropados por sus familias así como por el Inspector Salesiano y sus respectivos superiores del Teologado Salesiano y de la Casa de Málaga. También, estuvieron presentes los sacerdotes de Palma del Río, numerosos salesianos venidos de toda la Inspectoría, de cooperadores y animadores, junto a numerosos fieles de las distintas parroquias de Palma del Río.

En la ceremonia, el diácono fue ordenado por la imposición de manos del Sr. Obispo, y una vez revestido, recibió el Evangelio. Por su parte, el presbítero fue ordenado igualmente por la imposición de manos del Pastor de la Diócesis y también de los sacerdotes concelebrantes. Posteriormente, una vez revestido con la casulla, las manos de este último fueron ungidas con el Santo Crisma, recibiendo la ofrenda del pueblo santo, la patena y el cáliz, para presentarla ante Dios.

Asimismo, la semana previa fue una semana de oración en la parroquia de la Asunción, pidiendo en todas las Misas por estos dos jóvenes.