El Sr. Obispo clausura el Año Jubilar de las Madres Concepcionistas de Hinojosa del Duque

Con motivo de la clausura del quinto centenario de la orden religiosa fundada por Sta. Beatriz de Silva, Mons. Demetrio Fernández presidió la Eucaristía el pasado día 17 en el Monasterio de las Madres Concepcionistas de Hinojosa del Duque.

En la homilía, el Sr. Obispo comenzó recordando la Palabra de este día y explicó que la enseñanza de Jesús en el Evangelio nos dice que Dios nos ama sin medida. "Si Dios ama al otro, alégrate, porque cuando Dios ama al otro no te quita a ti el amor que te tiene, sino que Dios es capaz de amar a todos", afirmó. "Alégrate de que Dios quiera también a los demás y no te dejes llevar por la envidia, que es un pecado que sólo produce tristeza y del que estamos todos tocados", aseguró.
Al hilo de esto, D. Demetrio instó a los presentes a dejarnos empapar más y más por el amor de Dios y alegrarnos enormemente de que el Señor también ame a los demás. "Cuando celebramos la Eucaristía, Dios entra en nosotros y quiere manifestarnos su amor", indicó.
Haciendo referencia a la clausura del año jubilar, el Sr. Obispo expresó que "ha sido un motivo de gozo y de gracias abundantes para todos". "Es un día para alcanzar la indulgencia plenaria, es decir, para recibir los dones sobreabundantes de Dios que no solo curen nuestros pecados, sino que prolonguen ese perdón curando las cicatrices de nuestros pecados", aclamó.
Por último, dio gracias a las Hermanas de esta Orden Concepcionista Franciscana por el gran servicio que prestan a la comunidad cristiana desde su clausura y les aseguró que son un motivo para dar gracias a Dios en esta fiesta jubilar. "A vosotras Dios os ha llamado a esta vida consagrada y os llena con su gracias y con sus dones para que seáis fieles y creéis en esta comunidad un ámbito de oración, consagración, de entrega y de testimonio a tantos fieles cristianos q viéndoos a vosotras se sienten impulsados a ser mejores", manifestó.