El Sr. Obispo celebra la Solemnidad de la dedicación de la Santa Iglesia Catedral

El Sr. Obispo, acompañado por el Cabildo Catedral, ha presidido hoy la Eucaristía con motivo de la Solemnidad de la dedicación de la Santa Iglesia Catedral, en la misma, a las 9:30 h.

Se trata de una celebración en la que toda la Diócesis de Córdoba festeja la consagración de la iglesia mayor.
En la homilía, Mons. Demetrio Fernández ha explicado que el templo catedralicio es el lugar donde Dios se acerca a los hombres y éstos “templos vivos” se van incorporando al cuerpo místico de Dios que es Su Iglesia. Asimismo, ha señalado que la construcción de templos preciosos sirve para reunir al pueblo de Dios en torno a “la palabra, la Eucaristía, la comunión y la caridad”.
Por otro lado, en la fiesta principal del calendario litúrgico de la Diócesis, el Sr. Obispo ha destacado la historia del templo que en primer lugar, fue constituido como basílica cristiana a finales del S. III y que tras la invasión musulmana y la consiguiente construcción de la mezquita, fue consagrada hace nueve siglos por Alfonso VII “El Emperador” como templo cristiano, pero después de una breve recuperación musulmana será Fernando III “El Santo” quien la consagre como Catedral definitivamente. De este modo, se pueden constatar “ocho siglos ininterrumpidos de culto cristiano en este templo que es patrimonio de la humanidad”, ha añadido.
También, el prelado ha agradecido al Cabildo Catedral la tarea que realizan respecto al cuidado del culto, la difusión de la cultura cristiana y la caridad con la que atienden las necesidades de la sociedad, tres signos que se hacen presentes en el altar.
Finalmente, los fieles han recibido con la bendición la indulgencia plenaria.